Pocos meses después del lanzamiento y de la salida a la venta del #Iphone 6 S y el iPhone 6 S Plus, en Cupertino podrían ya tener perfilado el nuevo diseño y engranaje de la que será la presentación estrella de la marca de la manzana mordida de cara a finales del próximo año: El iPhone 7.

Si bien hasta ahora no hay información oficial alguna al respecto, como es de esperar teniendo en cuenta que todavía están en plena promoción de su último smartphone, la evolución del iPhone 6, sí hay varios analistas con fuentes muy fiables dentro de Cupertino que se están aventurando a filtrar la información que les llega desde dentro de #Apple.

Anuncios
Anuncios

Uno de ellos ha sido el mandamás de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, quien ha desvelado una serie de puntos que, según sus contactos, estarán con toda seguridad en la séptima generación del teléfono inteligente de Apple.

Según estas informaciones, el iPhone 7 será toda una revolución en relación a sus últimos modelos en el consumo de batería. Uno de los puntos más débiles del iPhone y en el que le han comido la tostada en la competencia se vería equilibrado con un aumento sustancial del tiempo de batería disponible para cada usuario entre cargas.

Para ello, en Cupertino habrían descartado la incorporación de una pantalla Amoled en busca de un recorte en el gasto de energía de la pantalla, además de permitir una mayor durabilidad conforme a la resistencia a golpes y arañazos optando por una pantalla especial resistente a los impactos realizada con titanio, aluminio, cobre y niquel.

Anuncios

Con 3 gigas de RAM en su engranaje, otro de los grandes cambios que saltaría a la vista sería el que llevaría a la desaparición total de botones físicos, siendo todos ellos táctiles. Además, indican las mismas fuentes que se trataría del primer terminal móvil resistente al agua.

En cuanto al precio, se especula con que Apple mantendría los precios en relación a su último terminal por lo que el iPhone 7 tendría un coste de salida de unos 650 euros en su terminal con menor capacidad.