Profesores de la #Universidad de Harvard, Standford o del MIT de Boston que ofrecen clases abiertas a todo el mundo. Y gratis. En esto consisten los MOOC, Cursos Online Masivos Abiertos, es decir, vídeos en los que expertos graban sus explicaciones.

En España cada vez más universidades se suman a esta corriente y producen sus propios MOOC. Aquí se entienden sobre todo como un complemento a la formación que se da en las aulas a sus alumnos, aunque están accesibles a estudiantes de cualquier parte del mundo. “Yo he llegado a tener alumnos de Latinoamérica, de la India… prácticamente de todo el mundo, sin ninguna duda los MOOC tienen un impacto real”, asegura Carlos Delgado, vicerrector de #Educación Digital de la Universidad Carlos III de Madrid y profesor.

Anuncios
Anuncios

 En estos vídeos se concentra toda la teoría, y así el aula física queda reservada para aquello en lo que el profesor no puede ser sustituido “como resolver dudas o crear debate”, explica Rafael Garesse, el impulsor de este método en la Universidad Autónoma de Madrid.

Los MOOC resultan más atractivos para los alumnos que una clase tradicional. Permiten al estudiante acceder  cuando quieran y donde quieran. Están subtitulados, lo que les permite identificar fácilmente siglas, y además, pueden repetir una y otra vez aquella parte de la explicación que no hayan entendido bien. Estrella Pullido, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, lo ha comprobado. Imparte clases presenciales y ha participado también en varios cursos online: “El material audiovisual capta más fácilmente la atención de los estudiantes que una clase tradicional en la que el profesor habla, y los alumnos escuchan”.

Anuncios

Alta tasa de abandono

Uno de los principales retos a los que tiene que hacer frente este nuevo tipo de formación es la elevada tasa de abandono; solo un 10% de los que se matriculan, finaliza los cursos. El carácter masivo y gratuito hace que muchos se inscriban por simple curiosidad, y que al poco tiempo, acaben dejándolo.

No obstante, para aquellos que llegan hasta el final, el resultado está asegurado. Según una reciente encuesta realizada por la mayor plataforma de MOOCs en el mundo, el 70% de las personas que han realizado un curso online aseguran que vieron beneficiada su carrera. Un ejemplo es Sergio, estudiante de ingeniería informática, que nos cuenta que gracias a uno de estos cursos consiguió una Matrícula de Honor.

 Educación superior para todo el mundo

En apenas un año, los MOOC han experimentado un importante crecimiento  en todo el mundo: de los 409 en marzo de 2013 a 2.230 en abril de 2014, lo que supone un aumento del 445%. Además, Europa es la zona que mayor auge ha experimentado, y España es uno de los principales productores de estos vídeos.

Anuncios

A pesar de este crecimiento, la meta con la que surgieron los primeros MOOC se ha ido poco a poco difuminando: democratizar la educación superior en todo el mundo y hacer accesible el conocimiento para aquellos con menos recursos de forma gratuita. Hasta ahora, el acceso a los cursos es gratuito, aunque si una vez terminado el alumno quiere obtener un título que valide y certifique esta formación, se ha de acabar pagando una cantidad, pequeña, para que le sea expedido.

Plataformas MOOC más importantes del mundo

EdX: Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard. Colaboran la Universidad Autónoma de Madrid, la Carlos III y la UPV de Valencia.

Udacity: Universidad de Stanford.

Coursera: Universidad de Stanford. Colaboran con la Universidad Autónoma de Barcelona.

#Microsoft