Si estás pensando en crear una tienda online, deberías de plantearte estas preguntas antes de dar los primeros pasos:

  • ¿Conoces bien el producto o servicio que vas a vender?
  • ¿Tienes los recursos suficientes para soportar un primer periodo falto de rentabilidad?
  • ¿Has comprobado que la demanda de tu producto sea suficiente para ofrecer rentabilidad?
  • ¿Has estudiado la competencia que tendrás en el sector en el que vas a iniciar tu negocio virtual?

Estas cuestiones debes tenerlas claras, el cliente de #Internet es práctico, quiere buenos precios y profesionalidad. Hay que estar preparado para contestar con rapidez las preguntas que plantea. Un primer contacto con respuesta tardía o inexacta es un cliente perdido.

Anuncios
Anuncios

Una tienda online siempre tiene un periodo sin rentabilidad. Deberás trabajar el posicionamiento y la presencia en las redes sociales para que empiecen a llegar los clientes.

Tu producto debe tener una demanda suficiente, no se crea una tienda online para vender productos obsoletos o servicios con pocos demandantes. También debes de tener en cuenta la competencia de tu sector y deberás estar a su altura y ofrecer ventajas frente a ellos.

Después de este primer paso te aconsejo asesorarte en todo lo referente a la logística, si vas a vender un producto que necesite transporte para llegar al cliente. Si fallas en las entregas perderás clientes y tendrás opiniones negativas en tus redes sociales y quejas.

Lo mismo ocurre con la pasarela de pago, ofrece todas las opciones posibles para que el cliente disponga de su método favorito de pago, los costos por transacción no serán los mismos para ti desde el TPV virtual de tu banco que desde PayPal. No dejes que un costo mayor en el canal de ventas te haga perder dinero, mientras que los márgenes lo permitan, claro está.

Anuncios

Al crear la Web no conviene escatimar dinero, un alojamiento barato te puede salir muy caro. Si tu tienda se cae por un problema técnico y tienes que estar colgado al teléfono marcando extensiones sin fin, tu tienda dejará de estar visible, esto suele ocurrir cuando no cuentas con los conocimientos necesarios de programación y no tienes contratado a un profesional. Cuando ocurren incidencias hay que saber corregirlas a tiempo, una página de aterrizaje caída da una imagen de abandono al usuario que te ha encontrado en el buscador o que llega a ti a través de un enlace.

La velocidad de carga debe ser óptima, piensa en ti mismo como usuario, cuando accedes a una Web que no carga rápido, pierdes la paciencia y te vas a otra similar que abra rápidamente su contenido. También deberá ser una Web responsiva, es decir, que se adapte a todos los dispositivos desde los que puedan acceder los usuarios, esas páginas en miniatura que ves en los móviles son muy complicadas para su usabilidad, el diseño no puede ser el mismo para una pantalla de ordenador que para un móvil o una tablet, la interfaz de tu tienda online debe adaptarse a todos, porque las compras desde dispositivos móviles ya están superando a las realizadas desde ordenador.

Anuncios

Todos llevamos un móvil encima todo el día, pero no siempre estamos frente a la pantalla de un PC.

Quedan muchos aspectos por tratar en la cuestión técnica, pero los voy a dejar para mi siguiente post en el que escribiré sobre los gestores de contenidos y la correcta estructura de la tienda, para que la experiencia de usuario sea óptima y se traduzca en ventas. #Emprendedores #Empresas