¿Quién no ha soñado ser alguna vez Godzilla? Vale, a lo mejor muchos no hemos soñado con ser Godzilla, pero la idea de ponernos en la piel del famoso monstruo, como mínimo, atrae. Desde el 17 de julio ya podemos hacernos con el videojuego de Godzilla. El videojuego nos lo trae Bandai Namco y estará disponible para las consolas de sobremesa PS4 y PS3, en formato físico y en formato digital. En el juego aparte de Godzilla también aparecerán el resto de monstruos conocidos en su mundo y que también podremos manejar.

Nos encontramos ante un juego de acción y lucha donde principalmente nos dedicaremos a arrollar y a destruir a todo lo que se anteponga en nuestro camino.

Anuncios
Anuncios

El juego será fiel a la estética de película de serie B que caracteriza al temible y querido monstruo. El videojuego en sí, no pretende ser muy ambicioso. Seremos Godzilla, uno de los mayores iconos del imaginario japonés, y nos adentraremos en batallas en la que podemos destruir todo lo que veamos.

El modo principal del juego se llama "Dios de la Destrucción", en este modo manejaremos a "Godzi" y tendremos que cumplir ciertas tareas. En el papel del monstruo podremos golpear a corta distancia, agarrar objetos, dar coletazos o abrasar cualquier cosa con nuestro aliento, entre otras cosas filas y filas de tanques. Y por supuesto, podremos realizar el típico grito, el rugido del monstruo. La parte menos divertida del juego, viene por parte de los lentos movimientos de Godzilla.

Los movimientos son muy lentos, torpes, y nos desplazamos muy poco a poco.

Anuncios

Godzilla no es Flash, pero "andar" tan lento acaba aburriendo.También el videojuego peca de ser repetitivo, al fin y al cabo, todo se resume en destruir y arrasar, el atractivo principal del juego pero que a la larga notamos en falta más incentivos. Y cuanto más destruyamos, más grandes y fuertes nos haremos. Pero en esencia, todos los niveles se reducen a encontrar los generadores y destruirlos, mientras acabamos con el bicharraco de turno si hace acto de presencia.

Aunque no negamos que nos gusta destruir por el mero placer de destruir, no habría estado de más que hubiesen introducido algo más de variedad en este sentido. En nuestro papel de genuinos destructores, podremos destruir toda clase de escenarios desde las típicas ciudades, a campos, puertos, bases militares y un largo etcétera. En algunos niveles, alcanzaremos tal nivel de destrucción que un virtual ministro o ministra de Japón intentará negociar y empatizar con nosotros, sí con un monstruo, para que dejemos de destruir una ciudad. El juego, por cierto, contará con voces en inglés y textos en español.

Fuente: hobbyconsolas.com #Videojuegos #Cine #Famosos