Actualmente el uso de programas de "conversación instantánea" en el móvil está al orden del día. En principio son gratuitos, rápidos y permiten una capacidad de contacto que hasta ahora resultaba difícil de creer. Dentro de este tipo de programas hay dos que son la punta de lanza, uno norteamericano, #WhatsApp y el otro ruso, Telegram.

Puedes usar tanto el uno como el otro, incluso los dos. Uno es más generalizado su uso, WhatsApp y el otro es más "confidencial", más discreto pues encripta los mensajes. Lo cual no es "moco de pavo".

Pero el motivo de este asunto es hablar de la versión web que hay de cada uno de ellos.

Anuncios
Anuncios

¿Versión web? Si ambos tienen una versión que puedes manejar desde tu navegador. Te vas a las páginas respectivas. Pinchas y te lo bajas, observa que ya hay versión para Firefox y Opera.

Se instalará en el navegador que hayamos elegido y se nos mostrará en la barra de navegación. Hay que tener en cuenta que para que funcione el programa del PC, el móvil ha de estar cerca y encendido. Si apagamos el móvil, el programa no funciona.

Al contactar el programa por el ordenador, nos mostrará un código de lectura que hemos de escanear con el móvil y eso desde la función del WhatsApp, pero con todas las conversaciones cerradas. A continuación del escaneo observaremos como se nos muestra en el monitor la misma visualización del WhatsApp. Ya lo tenemos listo para usar, leer, mandar, recibir mensajes y cualquier tipo de gráfico.

Anuncios

Si el teléfono se apaga, el programa nos avisará, pues no funciona, si nos lo llevamos de su cercanía pasará lo mismo. Cada vez que entremos nos pedirá el escaneo. Es su forma de garantizar que nadie más puede usar nuestro usuario de WhatsApp.

Con Telegram el proceso es idéntico. Nos vamos a Telegram y nos lo bajamos, pero hay una pequeña y sutil diferencia. Telegram tiene dos posibilidades de bajada: la versión web, cuya instalación es similar a la de WhatsApp; y la de tu sistema operativo, las variantes que muestra son: PC/Mac/Linux, donde pone PC se refiere a Windows.

Una vez instalado, y siguiendo los pasos lógicos de reconocimiento, en este caso, no es escaneo, simplemente te pide el número de móvil, le pones y al rato tienes una llamada de voz que te da un número que has de introducir, a partir de ese momento, Telegram esta operativo siempre. No hay que volver a meterle ninguna identificación. Es más, puedes apagar el móvil y guardarlo, que seguirá funcionando. Parte del hecho de que es tu PC y nadie, que tu no consientas, entrará en él.

Esta es la diferencia que hay entre ambos en el funcionamiento en el ordenador:

WhatsApp: pide escaneo cada vez que se entra. Móvil encendido, activo y cerca

Telegram: dos posibilidades, programa instalado y web, móvil encendido o apagado y no vuelve a pedir confirmación.

Cada cual sabrá cual le parece más oportuno. Pero no hay que olvidar que Telegram manda toda la información encriptada. #Telefonía móvil #Redes Sociales