Su versatilidad le confiere la capacidad de dar nombre a su propia era en la existencia de la humanidad y si me creen exagerado; les apunto a continuación algunas utilidades sobre las que ya se está trabajando o están en servicio.

*Aplicaciones médicas. Un radar fijo de interior del tamaño de un paquete de tabaco colocado en una habitación, puede monitorizar la respiración con su frecuencia y de ella obtener nuestro estado de salud , ya sabemos que cuando dormimos y tenemos fiebre aumenta nuestra frecuencia de respiración; muy útil en bebes o ancianos con sospechas de apnea.

También podríamos monitorizar el ritmo cardiaco o el pulso para enfermos débiles o con problemas de corazón; la gran ventaja del dispositivo radica en que no necesita contacto con el paciente de forma que podemos vigilar sus constantes sin tener que incomodarle ni estresarle con mascarás, correas, brazaletes y demás accesorios lo que habitualmente induce un error en la medición de su estado.

Anuncios
Anuncios

Esta utilidad es posible gracias a su ultrasensibilidad que le confiere la capacidad de trabajar con señales por debajo del umbral del ruido espectral; para estas aplicaciones se suele utilizar un radar de impulsos, trabajando en UWB y en tecnología CMOS.

Por hacernos una idea de la escena; emplazaríamos el radar a corta distancia, de 1 a 5m, orientándolo hacia el paciente, uniríamos el dispositivo a través de un cable USB a un ordenador portátil con capacidad para mover el programa informático necesario para la función de monitorización, control, gestión de alarmas y además, almacenamiento de datos y realización de estadísticas con las que confirmar o elegir los tratamientos con todas las garantías para el enfermo.

*Aplicaciones de seguridad, militares y domésticas. Hace mucho tiempo que la tecnología radar (acrónimo de radiodetección y medida de distancia) se viene utilizando en aplicaciones militares y de control aéreo; es en 1917 que Nikola Tesla establece los principios teóricos del radar y en 1935 Wilkins con la tutela de Watson-Watts pusieron el primer Radar para la detección de aviones enemigos a disposición de la Royal Air Force lo que fue vital en el resultado de la batalla de Inglaterra.

Anuncios

La clave está en su miniaturización y en consecuencia en su portabilidad; lo podemos incluir en un pequeño vehículo o en unas gafas o en la mirilla de un fusil de gran calibre y visualizar blancos enemigos a gran distancia y en plena obscuridad, o a través de las paredes y ubicarlos exactamente. Imaginen para una misión policial, lo eficaz que puede ser en una toma de rehenes poder ubicar con total precisión el hombro del malhechor y poner un proyectil adaptado justo en ese punto y a través de la pared. O bien la eficacia del dispositivo en la localización de una víctima o del arma de un delito.

Indicar que la industria armamentística esta volcando la nueva tecnología prioritariamente en los vehículos no tripulados o drones.

En cuanto a la seguridad doméstica imaginemos un radar ultrasensible detectando insectos y fulminándolos con la ayuda de un láser de baja potencia operando únicamente por encima de nuestras cabezas. En seguridad de intrusión, la nueva técnología de radar monochip, aporta mucha más fiabilidad y precisión que la detección por volumen o infrarrojos.

Anuncios

*Aplicaciones industriales y domésticas: control de fabricación y de niveles en depósitos; automatización de encendidos y de aperturas; además de infinidad de sensores para otras aplicaciones de robotización y limpieza. #Investigación científica