Tras un excelente Need for Speed: Rivals (Ghost Games, 2013) que cumplió con las expectativas tanto de crítica como de público y un inolvidable Need for Speed: Most Wanted (Criterion Games, 2012) que intentó darle un toque todavía más frenética y desenfadado a las vertiginosas carreras de Electronic Arts, ha llegado la hora de poner un punto y aparte a esta veterana saga de coches que lleva en nuestras consolas y ordenadores domésticos desde 1994.

Ghost Games, encargados de la última entrega aparecida en PC, PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360 y Xbox One, tomará las riendas para definir este reboot con el que la compañía pretende devolver a las carreras de Need for Speed a lo más alto, siendo sus principales características la personalización de los coches, la cultura urbana de los cochas, un mundo abierto nocturno y una gran narrativa para conseguir que el jugador se vea más inmerso en esta nueva entrega.

Anuncios
Anuncios

Marcus Nilsson, productor ejecutivo de Ghost Games ha declarado que «Need for Speed es uno de los nombres más icónicos en los videojuegos y estamos pensado en devolverles a su grandeza con este reboot. Estamos escuchando a los fans y estamos intentando lograr una experiencia que consiga capturar su atención y despertar su imaginación y pasión por los coches y la velocidad.» Por si fuera poco, la compañía cuenta con la inestimable ayuda de su propia comunidad de adictos a los coches -Speedhunters-, lo que ayudará a la compañía a poder llevar todo el realismo posible y un nivel de detalle sólo posible con verdaderos expertos en la materia, consiguiendo así que el jugador -ya sea aficionado o con experiencia en el mundo del motor- se sienta como en casa.

Need for Speed será lanzado en todo el mundo el próximo otoño de este mismo año para la plataforma de juegos digitales Origin en PC y las consolas PlayStation 4 y Xbox One.

Anuncios

Con el tiempo sabremos si esta nueva entrega estará a la altura o conseguirá adelantar a las anteriores y situarse a la cabeza de una dura carrera. #Videojuegos