¿Cuánto tiempo podemos mantener la atención? Para responder a esta pregunta ha sido necesario un estudio realizado por expertos de Miscrosoft. Lo malo del estudio ha sido el resultado, tenemos menos atención que un pez de colores. Si queréis valores exactos, el promedio de atención de un pez de colores es de 9 segundos y el de los humanos es tan sólo de 8 segundos. Un dato curioso y desconcertante al mismo tiempo.

Y aún se pueden sacar más datos del estudio ya que en el 2005 también se realizó dicho estudio y se ha podido observar una disminución de la capacidad de atención demasiado fuerte en tan poco tiempo. En 2005 podíamos estar más tiempo atentos que un pez de colores.

Anuncios
Anuncios

Hast 12 segundos podíamos permanecer atentos, pero ahora tan sólo 8. En 10 años ha bajado mucho este valor. Un resultado un poco preocupante, ¿no os parece?



Para llevar a cabo dicha investigación, los expertos han examinado tres tipos de atención: atención sostenida (es decir, la capacidad de concentrarse en una tarea de forma permanente), la atención selectiva (la capacidad de mantener la concentración, incluso cuando se hay distracciones), y la atención alterna para casos de realizar varias cosas a la vez.



Para analizar mejor el tema, los expertos necesitaron a 2.000 personas, en este caso de Canadá, para que participaran en encuestas y juegos online. Mientras hacían las tareas los sometían a un electroencefalograma.

Con los resultados que se obtuvieron, los investigadores encontraron que un mayor uso de dispositivos digitales hacía disminuir significativamente nuestra atención sostenida, pero no afectarava a la atención selectiva e incluso ayudaba a mejorar la atención alterna.

Anuncios

Esto significa que si bien es cierto que somos menos capaces de concentrarnos en una sola tarea, lo bueno es que estamos en mejores condiciones para realizar múltiples tareas simultáneamente.



El estudio también confirma que las nuevas tecnologías han invadido nuestras vidas. Aunque no es necesario un estudio para llegar a esta conclusión. Sólo es necesario observar nuestro entorno y nuestras propias vidas para verlo. Aún así, se puede confirmar también gracias al estudio que afirma que las nuevas tecnologías nos llevan a tener una actitud de dependencia. Alrededor de 3/4 partes de las personas de entre 18 y 24 años admite que si no tienen nada que hacer lo primero que hace es coger el teléfono. Entre las personas mayores de 65 años, sólo el 10% se comporta de la misma manera. #Telefonía móvil #Investigación científica