Se cumplen 81 años de incesante busqueda entre unas aguas oscuras, profundas y llenas de leyenda que se encuentran en las tierras altas de Escocia. La primera fotografía del supuesto monstruo fue tomada por el cirujano R. K. Wilson, se remonta a nada más y nada menos que 1934, parecía mostrar una enorme criatura de cuello largo que emergía del agua. Parecía porque el tiempo de algún modo ha ido inclinando la balanza hacia el terreno de la falsificación.



En 2014 el servicio de mapas de Apple volvió a desatar la polémica después de haber captado unas imágenes del Lago Ness. La aplicación muestra varias imágenes en las que Adrew Dixon (observador que sacó a la luz las imágenes) afirma ver en estas al famoso monstruo que habita en estas famosas aguas llenas de misterio.

Anuncios
Anuncios

"Encontrarlo fue un golpe de suerte total" afirmó el joven de 26 años. Este avistamiento puso fin a una sequía de 79 años que no hubo ninguna noticia de avistamiento.



Google no ha querido dejar pasar este acontecimiento y ha desplegado su potencial tecnológico para crear un especial multimedia con el que vamos a poder sumergirnos a esas aguas de manera literal. Como es habitual nos ofrecen imagenes en 360º de todos los elementos característicos de los alrededores, como el Castillo de Urquhart. Además #Google nos permite ver el lago y el entorno desde la perspectiva del monstruo, es un detalle muy ingenioso y divertido, siendo así participes de una perspectiva única y muy pocas veces vista. También podemos sumergirnos por completo en esas aguas, pero cabe decir que la visibilidad va a estar bastante limitada por la turba que arrastra el agua y especialmente en el punto más profundo del lago donde también han llegado las cámaras.

Anuncios

Si decidimos explorar los alrededores del lago podemos curiosear el centro de exposiciones del Lago Ness que es un museo cuya labor se centra en documentar de manera exhaustiva la historia del monstruo con todos los documentos que han hecho de esta leyenda un mito y todo ello sin ocultar los numerosísimos fraudes, que también están expuestos en dicho museo.