El coche sin conductor de #Google comenzará a probar su naturaleza y pequeña grandeza este verano en las carreteras de California, tal como lo anunció el gigante de #Internet estadounidense hace unos días. El prototipo de Google Car carece de volante y de pedales de aceleración ni freno, porque aseguran que no los necesita, aunque existe la idea de que sea un accesorio para el que desee hacer uso de la conducción convencional. Su velocidad máxima es de 40km/h y su parabrisas se deforma ante un choque, pero no se rompe. Todo el trabajo lo hacen el software y sus sensores que eliminan los puntos ciegos y son capaces de percibir objetos a dos campos de fútbol de distancia.

Anuncios
Anuncios

Google pondrá sus vehículos en la carretera de Estados Unidos este verano, según el blog oficial de Google. Es un paso importante ya que un grupo de #Coches prototipos dejarán la zona de pruebas, para enfrentarse a las carreteras pilotados por sus creadores. Lo harán específicamente en las carreteras de Mountain View, sede del grupo situado cincuenta kilómetros al sur de San Francisco.

El principal objetivo de Google es la autonomía y la seguridad, ya que la mayoría de los accidentes están causados por errores humanos. El Google Car busca revolucionar el modo de conducción basado en sensores y un ordenador a bordo de la talla de Google. Parece que ya es hora de sacarlo de su cascarón y enfrentarlo a pruebas reales. Según Chris Urmson, Director del Google Self-driving Car Project, "hemos estado rodando los vehículos a través de rigurosos tests en nuestras instalaciones de prueba, y tenemos la garantía de que nuestro software y sensores trabajan como deberían". También han invitado a ciudadanos americanos a probar la experiencia de dejarse llevar por este coche del futuro dentro de sus instalaciones, sólo pulsando un botón.

Anuncios

En cuanto al diseño, es una burbuja blanca de dos plazas. Está pensada para la practicidad y el aprendizaje, y no para el lujo. Tiene una pantalla en la que puedes ver la ruta del auto y toda la información necesaria, dos botones de arrancar y parar, y espacio para las pertenencias de quienes se trasladen en él. No hay que olvidar que sigue siendo un prototipo en pruebas, pero Google no quedará atrás en innovación, y eso está claro.