Según informa El País, además de difundirse entre las redes sociales y demás medios digitales o páginas como Periodistadigital o Forocoches, se ha creado un nuevo invento llamado Garrafonix.

¿Qué es? Se trata de un nuevo invento del tamaño de un rotulador y con cierto parecido a los test de embarazo que en, supuestamente, tan sólo 20 segundos, verifica la pureza del alcohol que estamos bebiendo, dándonos así a conocer la seriedad y confianza del local en el que estamos. #Internet #Investigación científica

¿Cuál es su utilidad? Claramente es un invento con una utilidad realmente significativa, pues además de saber si se nos está mintiendo en los bares, pubs, discotecas y demás locales a los que asistamos, podemos prevenir una probable y muy destructible "resaca jaquecosa", como muchos la denominan. Basta con llevar este sencillo instrumento en el bolso/mochila o donde queramos, y discretamente comprobar qué alcohol se nos ha servido.


¿Cómo se utiliza? Tan sencillo como (ya comparado antes con los test de embarazo) quitarle el tapón e introducirlo en el alcohol, humedeciendo el extremo donde tiene un sensor químico que hace reacción con el alcohol.


Pasados 20 segundos, la pantalla nos mostrará qué tipo de alcohol es (aunque por ahora sólo diferencia entre las marcas: Johnny Walker, JB, DyC, Pampero, Brugal y Habana Club, aunque se está estudiando incluir más marcas) y su pureza, o si por lo contrario es de garrafón, con lo que aparecerá una calavera y literalmente escrito "Garrafón". Eso sí, el instrumento se debe de utilizar sobre el alcohol sin mezclar con ninguna otra bebida o refresco, o alterará el resultado.


Por muy absurdo que parezca el nombre o la vericidad del invento, al parecer es completamente seguro y se comenzará a comercializar en breve, pues ahora sólo existe un prototipo diseñado por el ingeniero español, Emilio Alarcón.


El ingeniero español,además, ha creado algún que otro invento más, como el Study Ball, una bola de 9 kilos y medio con un cierre retardado que se utiliza para que el estudiante no pueda huir de su momento de estudio.


Aunque curiosos estos inventos, cosa que no cabe la menor duda, más curioso fue el momento en el que surgió la idea, pues según confirma el ingeniero, la idea del Garrafonix nació a partir de, claramente, una gran noche que amaneció en una gran resaca. ¿Y tú? ¿pensarías en comprártelo?