Todos sabemos que las dos marcas con más peso en el mercado a nivel mundial en el ámbito de los smartphones son #Samsung y #Apple, siendo también las dos marcas que comenzaron a explotarlos más seriamente.

Es famosa la lucha que mantienen estas dos marcas por conquistar sobretodo el nicho de los terminales más Premium, como son el Samsung Galaxy S6 o el #Iphone 6, aunque la marca coreana cada día apuesta más por la gama media.

Lo que algunos no saben, aunque un amplio sector afirma que se veía venir desde hace tiempo, es que será la propia Samsung la encargada de desarrollar los nuevos procesadores para los iPhone, según informa Bloomberg.

Anuncios
Anuncios

Este chip es conocido como el A9 y será el corazón de los nuevos iPhone de la próxima generación.

Todo apunta a que no es previsible una confirmación oficial por parte de estas compañías, en tanto que un acuerdo de colaboración sembraría serias dudas en torno a sus potenciales clientes, más fieles a una de las dos marcas. Vemos así como el nuevo iPhone 7 tendrá mucho de Samsung Galaxy, ¿cómo repercutirá este hecho en las decisiones de compra?

Estas especulaciones comenzaron a surgir cuando durante los últimos meses del 2014, uno de los trabajadores de Samsung informó a los medios de las negociaciones que se encontraban en curso en ese momento con la empresa norteamericana con la que, finalmente, han logrado llegar a un buen acuerdo económico.

Todo apunta a que esta empresa, pese a ser su mayor rival en la actualidad (recordemos que esto puede variar mucho en el año en curso gracias al florecimiento de muchas marcas y la amplia demanda que se ha experimentado últimamente la gama media), finalmente desarrollará estos nuevos chips.

Anuncios

¿Qué pasará si ambos deciden finalmente lanzar al mercado el Samsung Galaxy S7 y el iPhone 7 al mismo tiempo? ¿Se habrá extendido y confirmado esta información y afectará a las decisiones de compra o los consumidores se dejan guiar más por el mero hecho de que los terminales lleven el logotipo de la manzanita?