Después de treinta años de investigación, el desarrollo de baterías recargables de ión de aluminio empieza a ser una alternativa real a las de ión de litio. Científicos de Estados Unidos, en concreto de la Universidad de Stanford, han inventado una batería que puede revolucionar el mundo de los ordenadores portátiles, y en general, de todos los dispositivos móviles.

Aunque su desarrollo se encuentra en fase experimental, los científicos ya han publicado sus avances en la prestigiosa revista científica Nature. El catedrático de química Hongjie Dai y su equipo han desarrollado una batería de iones de aluminio que tiene dos electrodos: un ánodo y una cátodo de grafito cargados, que están dispuestos junto a un electrolito líquido iónico.

Anuncios
Anuncios

Se trata de baterías de 2 voltios de electricidad -mientras que las alcalinas son de 1,5- que no sufren recalentamiento, un problema que en ocasiones llega a hacer arder, e incluso explotar, a las actuales. El prototipo tiene cuatro características principales que pueden hacerla, sin duda la más competitiva del mercado:

-Es flexible, lo que le permite doblarse y podrá adaptarse a nuevos dispositivos con esta característica que sin duda aparecerán en el futuro.

-Muy duradera, otra de las características que la puede hacer imbatible. Se puede recargar 7500 veces sin perder capacidad de carga, algo impensable con las actuales que suelen alcanzar alrededor de 1000 ciclos.

-Es barata, el precio del aluminio y el grafito, sus componentes químicos, es muy inferior al de otros como el litio, lo que hará más económica su futura producción.

Anuncios

-Su carga es ultra rápida, pues se recarga en un tiempo récord: tan solo un minuto. En este aspecto, actualmente, no tiene competencia en el mercado.

A todo esto hay que sumarle que resulta mucho menos contaminante que las baterías alcalinas actuales. Una batería más segura y económica, que produce un menor impacto en el medio ambiente, ofrece mejores prestaciones y encima es de material flexible. Sin duda tiene un futuro prometedor. #Investigación científica