Aunque sea un TV "HD" (High Definition, por sus siglas en inglés), la resolución del mismo no se determina por la calidad de la imagen exacta que usted verá en su pantalla. Por un lado, los tamaños de pantalla pueden variar. Otros factores que afectan la imagen incluyen la transmisión -a través de aire, por cable, por satélite o por Internet- y el material de la fuente original.

Estas variables ayudan a explicar por qué se puede obtener un contenido de alta definición en Amazon, Hulu, iTunes, Netflix, en un disco de Blu-ray o en otras fuentes y sin embargo, podemos encontrar una calidad de imagen radicalmente diferente.

Anuncios
Anuncios

La base de las normas de difusión de la señal real está dada por la ATSC (Advanced Television Systems Committee) e incluso tienen muchas opciones.

La más conocida de las resoluciones de HD son 720p (que consiste en 1280 por 720 el marco del píxel) y 1080i (compuesto de 1920 por 1080 imágenes de píxeles). La "P" significa "escaneo progresivo", que es el conjunto que crea la imagen de forma continua en la redefinición del marco. La "i" es el "entrelazado", que sus ojos lo ven en una imagen de marco a una velocidad de 30 fotogramas por segundo. En la misma resolución, una imagen en formato progresivo se ve mejor que una imagen entrelazada.

La resolución en otros componentes

La velocidad de bits es otro factor en la calidad de imagen. Un disco Blu-ray se ve mejor que un programa de televisor por cable, ya que el disco tiene más ancho de banda que la transmisión por cable.

Anuncios

Si usted no tiene una conexión digital, igual puede obtener señales de hasta 1080p a través de cables de otros componentes. La calidad de imagen resultante debe seguir siendo de primera. Sin embargo, si se baja a una calidad menor de cable -como de S-Video o un único cable compuesto de RCA- dígale adiós a la señal de alta definición.

Bucles adicionales de cableado pueden recoger interferencias y distorsionan las señales analógicas, y por lo tanto, degradan la calidad de imagen a medida que aumenta la longitud del cable, especialmente si el cableado atraviesa habitaciones enteras. Por eso, los cables más gruesos pueden mejorar la calidad.

Lo digital ya está aquí y llegó para quedarse

La nueva TV digital exige aparatos más sofisticados que los antecesores analógicos. La tecnología digital de la televisión también se puede utilizar para el video y los servicios interactivos de datos, como la mejora de subtítulos y juegos que no son posibles con la tecnología analógica tradicional.

Anuncios

El paso de analógico a la televisión digital es el cambio e innovación más significativo en la televisión, desde que se introdujo el estándar NTSC para la televisión color en el año 1953. No debemos confundirnos acerca de esta transición. Es importante entender que el cambio de lo analógico a lo digital es la transmisión de un cambio de señal analógica a la alta definición. El cambio es la radiodifusión digital, que también incluye la alta definición (HD).

Para finalizar, debemos decir que la transmisión digital permite la alta definición e incluye la radiodifusión digital de definición estándar, una mejor definición de pantalla y formatos de alta definición.