Nada más llegar a su pantalla, nos informa que es Software Libre y de código abierto, con versiones para Windows, Mac, Linux/Unix y Androide, esto es, también para los móviles. A la derecha de la página vemos lo que podríamos tomar por una cebolla y un recuadro en el que se lee DONWLOAD Tor, pinchamos y nos encontramos con la página donde podemos bajarnos la versión que nos interese.

La primera opción que encontramos es la de GNU/Linux/Unix/BSD. Nos dice muy claramente que no necesita instalación, solo extraerlo y ejecutarlo. A continuación, aparecen las versiones para Mac y Windows. En los tres casos, nos da a elegir el idioma.

Anuncios
Anuncios

La primera versión que nos presenta en las tres opciones es la de 32-bit. Más abajo se nos muestra la versión de 64-bits para los mismos Sistemas Operativos. El paquete que nos hemos bajado se compone:

1.- De un navegador, que es Mozilla, pero ha sido limitado de una serie de funciones para que no deje rastro. En un Mozilla "normal" podemos guardar en marcadores una dirección que usamos mucho, por ejemplo nuestro correo-web, y cada vez que entremos en él, dicho navegador pondrá automáticamente nuestra clave, siempre que se lo hayamos dicho. Este navegador no permite dicha opción. Pues no deja información ni en la web, ni en la memoria del ordenador. Si guarda en marcadores, pero no retienen datos privados.

2.- Del programa de arranque del paquete, que tiene una versión gráfica y otra que no lo es.

Anuncios

Aconsejo, por comodidad la versión gráfica. El programa que nos sirve para arrancar el sistema se llama: Vidalia. Al ejecutar Vidalia: lo primero que intentará es entrar en la Red Tor, que no siempre lo consigue. Depende el tráfico que tenga en ese momento dicha red y de tu conexión.

En el icono que mostramos al lado vemos que lo primero que aparece es una barra donde nos muestra el intento de entrar en la Red Tor, debajo de la misma nos aparece un icono en el cual, al hacer clic, nos mostrará los componente de la red Tor. Si no aparece ninguno, es que no estamos dentro de la misma.

Desde el momento que entramos en Tor, cambia la identidad de tu máquina, Esto es, la disfraza, entonces te puede dar una Ip ubicada en otro continente. Pero si quieres cambiar de IP, se hace pulsando el icono de la derecha: usar una nueva identidad.

En el gráfico de banda está claro lo que nos muestra. De todas formas no deja de ser interesante, pues es una forma más de asegurarnos que el ancho contratado, que pagamos, se corresponde con el que nos suministran.

Anuncios

El registro de mensajes es por si recibes de la red algún mensaje, no es muy normal, y los otros dos no requieren mucha explicación.

Al pinchar ocultar desaparece y se nos presenta en la barra de tareas. Y ya es cuando aparece el navegador. Es con el que tenemos que navegar si no queremos dejar rastro. Los otros, los nuestros de uso cotidiano, navegarán sin problemas, pero el que no deja rastro es este. En el único caso que todos los navegadores no dejen rastro, sería en el caso de que uses Debian y lo instales desde su repositorio, ya que Tor está en los repositorios de Debian. #Android #Internet