En Estados Unidos hay una inmensa cantidad de hospitales en los que se estudian día tras día todo tipo de patógenos, enfermedades, curas o cualquier tipo de dato que le sea vital obtener información. hoy traemos un dispositivo desarrollado en EE.UU., concretamente por el Hospital de Massachusetts, el cual proporciona y precisa un diagnóstico al paciente de los tumores u otras enfermedades que contraiga y que la tecnología carece de ello.

El dispositivo contendría la forma de un smartphone, y con ello algo parecido a su funcionamiento. Utilizaría la tecnología "holográfica", para así coger muestras microscópicas de cualquier análisis digital como también de las composiciones moleculares de células y tejidos del cuerpo humano.

Anuncios
Anuncios

Investigadores, pacientes y médicos opinan que el desarrollo de este smartphone supondría unas características esenciales para la cura del cáncer a un bajo costo del producto en comparación a los precios de coste del material que utilizan para detectar tumores malignos en hospitales.

El smartphone es capaz de analizar muestras de sangre, hasta cien mil células en una sola imagen, un una resolución mucho más alta que las utilizadas hasta ahora, y un luz LED. Además, todas las muestras que se saquen con el dispositivo podrán ser enviadas a través de un servidor de procesado remoto, con un servicio seguro y sin fallos de seguridad, así como encriptado en la nube.

  • El funcionamiento del aparato es el siguiente:

Se saca una muestra de sangre, y se carga en un módulo del D3 (Dispositivo de Difracción Digital), una vez depositado en el módulo se toma una imagen y se trasmiten los datos al servidor.

Anuncios

Este último paso detectará si hay patógenos infectados o no, o si están todos los patrones sanos.

Así avanza la industria médica y los avances médicos, con lo que pronto veremos como detectan el cáncer a personas enfermas mediante un pequeño dispositivo y con el mismo poder enviar los datos de la persona al hospital donde lo podrán tratar. Solo esperemos que el D3 vaya hacia delante y no se quede en un pequeño gran proyecto, y que llegue a ser factible para el mercado.