From Software, los creadores de Demon's Souls son los que están detrás del nuevo juego para PS4 del que todo el mundo habla: Bloodborne. Un juego de rol que integra una aventura repleta de acción en la que los usuarios deberán hacer frente a multitud de enemigos que tratarán de llevarnos por delante enmarcado en una ambientación oscura como fue la del tétrico Londres del siglo XIX.

Con una fotografía lúgubre y que huele a apocalipsis, los protagonistas de la historia tratarán de hacerse con el mayor número y más interesante arsenal de armas de fuego para ir acabando con las criaturas de corte fantástico que irán apareciendo a lo largo de esta plataforma.

Anuncios
Anuncios

Si existe alguna diferencia con el anterior título que hizo grande a los creadores de Bloodborne, ese es el enfoque ofensivo del juego. A pecho descubierto y sin parapetos, la historia nos invita a iniciar ataques sin parar y sin dar un paso atrás aprovechando una gran cantidad de movimientos, y de armas que se ponen a nuestro alcance.

La jugabilidad de Bloodborne es muy amplia y la diversión que genera, especialmente a los amantes del buen rol, parece uno de los puntos más destacados de este título a través de decenas de horas que nos ayudarán a pulir nuestras técnicas de combate, subir de nivel y mejorar nuestros personajes, premiando la habilidad de los jugadores.

Sin mapas, los usuarios estarán obligados a desarrollar un buen instinto para saber moverse y recordar lugares pisados con anterioridad en un exigente y atractivo juego que destaca también por su complejidad, tan elevada con su nivel de detalle.

Anuncios

Si existe algún punto débil de Boodborne es el nivel mínimo necesario que el título exige para poder gozar y exprimir sus posibilidades, quedando fuera de este espectro todos aquellos jugadores con poca experiencia.

Con unos acabados dignos de mención, Boodborne está diseñado para gustar a los usuarios más exigentes y amantes de la pelea en toda su extensión. Sin duda estamos ante uno de los juegos del año. Su precio es de 59,95 euros. #Videojuegos