Y un día más, nueva filtración sobre un nuevo terminal que pronto tendremos en el mercado, en este caso, de la marca china Xiaomi, que tanto está dando que hablar y ya ha desbancado a Apple y #Samsung en el mercado de su país.

Esta marca se caracteriza por la buena calidad de sus smartphones y el bajo coste que traen aparejados, sin duda, una gran apuesta para quienes sueñan con tener un buen terminal al mejor precio, sin importarles la marca del mismo, que cada día pasa más a un segundo plano tanto en el mundo de los smartphones como el de las tablets.

El Smartphone que en este caso ha sido revelado, se trata del Xiaomi Ferrari, que se prevé, sucederá al actual Xiaomi Redmi 2.

Anuncios
Anuncios

La información proviene de la web Geekbench, y en este caso, arroja bastante luz sobre este nuevo dispositivo móvil (también hace mucho el hecho de que este tipo de marcas más modestas, sean mucho menos herméticas que la surcoreana o la fundada por Steve Jobs).

En primer lugar, a diferencia del Redmi 2 de 4,7 pulgadas y resolución HD, este nuevo terminal de 4,9 pulgadas gozará de una resolución FullHD (1.920 x 1.080 píxeles), además de un procesador Snapdragon 615 de 64 bits (con nada menos que 8 núcleos), con una memoria RAM de 2 GB y hasta 16 GB para guardar todo tipo de contenido multimedia. Traerá consigo #Android 5.0 de fábrica, actualizado a la versión 5.0.2.

Como bien sabemos, un aspecto que suele disparar bastante el precio de un dispositivo móvil suele ser su cámara, pero una vez más, la marca china brilla por su buena calidad de imagen ofreciéndonos 12 megapíxeles con detección de rostro, flash y otros muchos extras, además de una cámara para selfies de 5 megapíxeles, ¡ideal para cuando no tengas a mano un fotógrafo improvisado!

En cuanto a su precio, algunos expertos lo estiman en unos 150€ al cambio, probablemente rozando los 200€ cuando esté disponible en el mercado internacional, estableciendo una comparativa con el Xiaomi Redmi 2, que actualmente es posible adquirir por unos 140€.

Anuncios

#Smarthphone