Se trata de un moderno hotel con arquitectura de vanguardia ubicado en Nagasaki, más precisamente en un parque temático que reproduce una ciudad holandesa, denominado "Huis ten Bosch" (Casa de los bosques), y en donde a mediados del mes de julio próximo abrirá sus puertas el "Henn-na", quizás el primer hotel del mundo atendido por androides. Acorde con los tiempos que corren, los robots de silicona y metal, recepcionistas y camareros, serán de atractivos modelos y de ambos sexos.

El hotel cuenta con más de 70 habitaciones, y lo que sus dueños ahorran en salarios, les permitirá ofrecer habitaciones con pensión completa al módico precio de 60 dólares por día.

Anuncios
Anuncios

En principio un robot recepcionista se encargará - en cinco idiomas, Chino, Ingles, Coreano, Alemán y Japonés, con la capacidad de establecer un contacto visual con los clientes- de recibir a los viajeros, tomar sus datos, suministrarle una habitación y explicarle, tal vez en un tono bastante frío y monocorde, cuáles son los servicios del hotel, horarios para el desayuno, de entrada y salida, y a qué hora parte el autobús para el aeropuerto.

Como si de una novela futurista y fantástica se tratara un robot hará de botones y se encargará de llevar las maletas y acompañar a los huéspedes hasta sus respectivas habitaciones. Otros humanoides se encargarán a su vez de realizar las tareas de limpieza, de llevar los desayunos y almuerzos a las habitaciones, etc., etc.

Se supone que todos estos servicios- ofrecidos por el hotel "Henn-na" durante las 24 horas del día, los 365 días del año puesto que los androides no descansan ni tienen familias, ni problemas, ni se enferman, ni se enfadan como los seres humanos-, aunque de momento un grupo de técnicos estará monitorizando el comportamiento de los robots, ya han sido testeados por la administración del hotel y guardan similitud, y alcanzan la misma eficacia que los servicios prestados por empleados japoneses y pertenecientes a la raza humana.

Anuncios

Según los responsables del hotel, en una primera etapa los androides estarán apoyados por un grupo de expertos en robótica, y luego de superar este periodo de pruebas el objetivo es que un 90% de los servicios y actividades del establecimiento sean atendidas por los robots, de una manera eficiente y mecanizada. La primera experiencia comenzará el 17 de julio de este año y la segunda fase está programada para el próximo año.

En rigor de verdad, aunque en nuestro occidente moderno ya muchos empleados imitan el comportamiento de los robots, no sabemos si se trata de una buena o mala idea. Lo más que podemos decir es que son cosas del futuro, o que el futuro ya se nos ha venido encima.

Habrá que esperar al testimonio de los primeros huéspedes, a ver qué nos cuentan y qué se siente prácticamente conviviendo durante su estadía con un personal, que si bien sonríe, respira, es decir imita el ruido de la respiración, el de la tos y parpadea, puede despertar nuestros temores más ocultos e inquietarnos bastante puesto que ya hemos visto muchas películas donde los robots- las máquinas- suelen rebelarse contra sus amos, donde los muertos se pasean vivos, y otras calamidades parecidas, todas producto de la indomable fantasía del género humano; una facultad exclusiva de los humanos y de momento negada a los androides, porque a ellos "imaginar o fantasear" no les sirve para nada...