Cuando se habla de #Coches autónomos, es decir que no precisan de conductor para desplazarse en ambientes habituales para los vehículos, se piensa en Google, pero la realidad es que diversas marcas han avanzado mucho en el desarrollo de soluciones para lograr que este tipo de conducción sea realidad en un futuro inmediato. Incluso en el estado de Nevada (EE.UU.), desde 2012 existe una licencia para determinados tipos de vehículos sin conductor desarrollados en base al famoso Toyota Prius.



En el "Consumer Electronics Show", que se celebró a principios de este año en Las Vegas (EE.UU.), Audi destacó por una faceta no tan conocida del prestigioso fabricante alemán, el coche autónomo.

Anuncios
Anuncios

Para esta demostración, el fabricante del grupo Wolkswagen había preparado un viaje de 900 kilómetros totalmente gestionados por el sistema automático de a bordo, incluido el tráfico en carretera con velocidades de hasta 110 km/h.



De San Francisco a Nueva York

Dos meses más tarde, también en EE.UU., Delphi, conocido proveedor especializado en electrónica para automóvil, va a tratar de mejorar la proeza de Audi, mediante la organización de su propio experimento, también usando la marca de coches Audi. Para esta nueva prueba, el trayecto será seis veces mayor: la distancia total alcanzará 5600 kilómetros entre San Francisco y Nueva York. Según Delphi, es la primera vez que un vehículo autónomo cruzará #Estados Unidos. También es la primera vez que se realiza un viaje de forma autónoma tan ambicioso.

Anuncios

El pistoletazo de salida se llevará a cabo el 22 de marzo.



Al igual que con otras pruebas, los ingenieros (seis) estarán en el vehículo para verificar en tiempo real el comportamiento del coche que es autoconducido por el sistema de a bordo. Se pondrán a prueba varias funciones (conducir en zonas urbanas, en vía rápida, estacionamiento automático ...), sobre todo cuando las condiciones de conducción sean menos óptimas de las habituales (malas condiciones climaticas, obstáculos en el suelo ...). Para este viaje, el coche estará muy equipado: portará cuatro radares de corto alcance, tres cámaras, seis sensores de detección remota por láser (de lidar) y un sistema GPS.