Esta semana traemos a análisis uno de los juegos que más ventas está registrando para PS4 en las últimas semanas. En exclusividad para Sony, este shooter de Ready At Dawn está listo para convertirse en uno de los juegos que más den que hablar en este primer trimestre de 2015.

Después de un tiempo dedicándole horas a este videojuego lanzado en la segunda mitad del pasado mes de marzo, es el momento de echar un ojo a esta historia que arranca en el Londres del siglo XIX sumergido en pleno proceso de revolución industrial y donde esta parece haberse ido de las manos para los protagonistas de este juego.

En este contexto, una orden de Caballeros es elegida para acabar con unos licántropos que han ido evolucionando después de una mutación genética y que se convierte en una amenaza importante en paralelo a la ya de por sí complicada lucha de clases creciente en la City de mediados del diecinueve.

Anuncios
Anuncios

Sir Galahad y otros tres compañeros forman un cuarteto que se irá sumergiendo en distintas aventuras en las que irán descubriendo conspiraciones y trampas que deberán sortear a golpe de disparos sin contemplaciones.

No obstante hablamos de un shooter en el que brillan los tiroteos con coberturas y que está marcado por una calidad gráfica que es, sin duda alguna, el punto fuerte de este The Order 1886. En cuanto al arsenal, se trata del típico de la época sin ninguna floritura al respecto.

Entre los puntos más flojos del juego está la falta de enemigos a los que disparar. A pesar de ser un shooter, los licántropos son caros de ver, lo que genera muchas situaciones de movimientos interesantes sin acción en el sentido amplio de la palabra. #Videojuegos

Si bien posee unos gráficos de infarto, estos duran más bien poco, ya que tras unas ocho horas de juego intensivo la historia llega a su fin repentinamente dejando a los jugadores con la miel en los labios. 


En definitiva, la ambientación gráfica y sonora son suficientes como para adentrarse en esta aventura en la que los tiros están desgraciadamente muy racionados. Su precio, de 64,96 euros lo convierten en un buen regalo para comenzar el año. Un 8 sobre 10.