Los conductores no son infalibles al volante, no pueden ver todo, se pueden distraer o cometer algún error y como consecuencia de esto hay accidentes de tráfico. La principal causa de los accidentes es el factor humano. Pues podemos reducirlo ayudándonos de la tecnología. Desde hace algunos años se viene investigando sobre un campo al que se denomina V2V o C2C. Esto significa "vehicle to vehicle" o "car to car". Es un sistema de comunicación inalámbrica de corto alcance, muy parecido al wifi, con un alcance que puede oscilar de 300 a 1000 metros. Este sistema conecta un coche con otro, y ese otro con otro y así entre todos los vehículos que hay en su radio de acción.

Anuncios
Anuncios

El principal problema es que no hay un estándar común para todo el mundo, ya que las frecuencias que hay en Estados Unidos, Japón o Europa no son compatibles entre ellas. Tanto los fabricantes de componentes electrónicos y de vehículos como las autoridades de seguridad de tráfico afirman que estos sistemas aportarían grandes ventajas de seguridad a la circulación. Estaríamos hablando de la comunicación entre los vehículos y el envío entre ellos de datos como la posición exacta, la velocidad o la trayectoria que se lleva. El coche también iría equipado con un modulo GPS para precisar su posición.

El coche llevaría un sistema de procesamiento de la información que nos informará de los datos que nos podrían afectar. El objetivo final es que el conductor lleve un "copiloto" que le vaya dando información útil en todo momento.

Anuncios

Al final, con la posible incorporación de estos sistemas a los vehículos, lo que se busca es reducir al máximo el número de accidentes de tráfico. Además de ser útil para el tráfico cruzado, nos puede avisar de un coche que esté averiado y parado más adelante, de un vehículo que esta frenando y don de hay un posible riesgo de choque o incluso, avisándonos antes de que podamos verlo, de un coche que está cambiando de carril al mismo tiempo que nosotros.

Si, por ejemplo, los peatones llevaran en la ropa (abrigo o cazadora) un dispositivo que emitiera una señal inalámbrica o llevaran un smartphone o smartwatch, el coche podría saber si el peatón está cruzando la vía, incluso antes de que el conductor pudiera verlo o estuviera tapado por un vehículo grande.