El reconocido buscador que comenzó como un trabajo universitario de unos jóvenes es hoy en día la marca de una gran cantidad de servicios en Internet, que ha desbancado a las plataformas rivales en Occidente. Más allá de los intangibles, junto a #Android ha llegado a presentar batalla a Apple, con quien actualmente se mide en sus proyectos de desarrollo automovilísticos. Parecía sólo cuestión de tiempo que la compañía conocida por sus divertidos ambientes de trabajo e innovadoras propuestas se lanzara al mercado físico.

Efectivamente, al igual que otras marcas digitales buscan acercarse a sus consumidores en estos últimos años -de entre ellas Amazon, barajando su apertura en Nueva York-, #Google ha decidido traspasar la barrera de las pantallas e ir al encuentro directo de sus usuarios, en la forma de su primera tienda física, "The Google shop".

Anuncios
Anuncios

La misma se sitúa en la que ya es una calle reconocida por su tecnología, en el centro Currys PC World de Tottenham Court Road, en Londres. "The Google shop" ofrece un amplio rango de teléfonos y tablets Android, ordenadores portátiles Chromebook y servicios televisivos de Chromecast.

Según comentaba Graham Ruddick para The Telegraph, el local propone además tutoriales y shows demostrativos para explicar el uso de las aplicaciones clave de la compañía, así como consejos sobre seguridad online. También alojará "campamentos virtuales" para enseñar a los niños las bases de la programación, y eventos de puertas abiertas para que los profesores puedan potenciar sus herramientas educativas.

Aunque Google abriera en esta misma avenida una "Chromezone" en 2011, o incluso tenga locales de "Androidland" en Australia, "The Google shop" es la primera tienda abierta bajo la propia marca de la compañía.

Anuncios

Y, al parecer, no será la única: entre sus planes figuran otras dos aperturas en Fulham, al oeste de Londres, y Thurrock, en Essex.

Fieles a la ideología de su identidad corporativa, Google pretende innovar incluso en la manera en que compramos y usamos nuestros dispositivos, ofreciendo la oportunidad de jugar, experimentar y aprender todo lo que la marca ofrece en el nuevo espacio. En palabras de James Elias, director de marketing de Google en Reino Unido: "creemos que es una experiencia de probar-antes-de-comprar genuinamente única".

Por ahora parece que se demuestra. Iniciativas como su enorme pantalla llamada "Portal", que permite a los usuarios volar alrededor del mundo mediante Google Earth; el "Doodle Wall" (pared de garabatos), donde los visitantes pueden esbozar su propio logo para Google; o el "Chromecast Pod" de películas de Google Play y de Youtube, nos hacen imaginar este lugar como un pequeño parte temático donde catar las últimas tecnologías. Podemos preguntarnos hasta dónde llevará esta realidad interactiva el gigante tecnológico, ocupado diseñando en la actualidad su propia ciudad.