El ordenador se ha convertido en un elemento fundamental de nuestra sociedad, en el #Trabajo y en el ocio. De manera paralela, la cantidad de estímulos e información que éste nos ofrece ha crecido de manera exponencial. Si se apodó a la televisión "caja tonta", por su entretenimiento fácil, lo cierto es que cada vez es más complicado ser selectivos con los contenidos que consumimos frente a nuestros teclados y móviles.

Como resultado, ¿quién no ha sentido el paso del reloj sin darse cuenta y descubierto con pesar que no ha hecho nada útil? Esta es la consecuencia directa de la procrastinación: esa tendencia a postergar lo importante y entretenerse con otras cosas.

Anuncios
Anuncios

Descansar y distraerse es necesario, pero hay que tener cuidado con los hábitos que se convierten en "ladrones de tiempo" y perjudican nuestro día a día. Todavía más cuando estos se cuelan en nuestro trabajo, reduciendo la productividad y atrayendo frustrantes retrasos.

Ahora bien, lo que los ordenadores pueden restarnos, también nos lo pueden devolver. A continuación listamos algunas sugerencias, ligadas a aplicaciones gratuitas diseñadas justamente para reconocer los patrones de nuestras distracciones y evitar estas pérdidas de tiempo.

1. Analiza tus hábitos.

¿Tienes un problema de adicción al Facebook? ¿Baja tu productividad cambiando entre el teclado o el ratón? Este tipo de información, y otras pistas muy valiosas de nuestro comportamiento, nos las puede dar ProcrastiTracker: una aplicación ligera y nada intrusiva, que analiza nuestra actividad en la computadora, tanto a nivel de contenidos como de tiempos que a ellos destinamos.

Anuncios

No sólo nos permite ver qué hacemos a lo largo de nuestras horas, días, semanas…, sino que además nos etiqueta los contenidos por temáticas y nos permite exportar los datos. Una alternativa con una función similar es RescueTime, aunque ésta trabaja en la nube y requiere que estemos online. Esto no evita que procrastinemos, pero sí nos dice cómo podemos corregirlo.

2. Domina tu bandeja de entrada.

Frente al aluvión de emails y newsletters, Unroll.me nos permite generar grupos de remitentes y actuar sobre la frecuencia en que nos enfrentamos a ellos, de modo que puede combinar nuestras suscripciones en un solo mail diario, ayudando a evitar el intrusismo de los correos.

3. Limita las distracciones.

Y por distracción entendemos en el primer puesto las #Redes Sociales. Un largo espectro de aplicaciones nos permite controlar nuestro tiempo en ellas, e incluso bloquearlas. Por ejemplo, StayFocusd es una extensión de Chrome que nos fija límites de tiempo en sitios web de nuestra lista negra, impide nuestro acceso según el momento del día, e incluso puede prohibirnos completamente el acceso a Internet.

Anuncios

Por otro lado, si tiendes a descargar y dejar en el escritorio decenas de archivos, además de tus iconos, puedes evitar el ruido de estos iconos con Isolator, que sólo mostrará la ventana en la que estés trabajando.

4. Ten presentes tus objetivos.

La mejor manera de hacerlo es con listas de cosas por hacer, para lo que puede ayudarnos Remember the Milk. Esta aplicación no sólo nos permite crear listas virtuales que no vamos a traspapelar; también nos permite acceder a ellas desde cualquier dispositivo y compartirlas, para que tengamos testigos de nuestra eficacia o falta de ella.

5. Busca el equilibrio.

Por último, para ser más productivos, Pomodoro Timers o Time Out puede controlar cuándo y cuánto descansamos, alternando descansos y trabajo.