Parece ser que en el mercado tan solo han existido dos opciones a la hora de escoger un sistema operativo para cualquier ordenador: Windows o Mac. Es por eso que muchos usuarios podrían tener sus reservas a la hora de abandonar los tan conocidos sistemas de Apple o Microsoft, para probar el nuevo sistema operativo de #Google Chrome, Google Chrome OS, que se puede observar en el nuevo ordenador llamado "Chromebook pixel 2" el segundo prototipo después del "Chromebook pixel".

Este ordenador, que es estéticamente es muy similar al MacBook de Apple, no solo tiene la carcasa plateada y negra, sino que prácticamente pesa lo mismo, aunque el Macbook sea 600 gramos más ligero.

Anuncios
Anuncios

El monitor táctil está muy logrado, teniendo muy buena calidad en su resolución así como en la densidad de píxeles. Al contrario que el Macbook, la pantalla del Chormebook es táctil, por lo que se puede manipular con los dedos toda la pantalla, algo que resulta novedoso en un ordenador de gama alta.

En cuanto al teclado, las teclas de éste tienen un sistema de retroiluminación, de modo que las teclas se apagan cuando las manos se separan del teclado, y se vuelven a iluminar cuando se acercan para escribir.

Como indicador del nivel de batería, en la parte superior del laptop hay una barra de color, por lo que es posible revisar la situación de la batería incluso a varios metros de distancia. Google afirma que la batería puede durar hasta 12 horas. Incluso agotándose, ésta tiene se carga de forma ultra rápida, ya que en 15 minutos de carga es capaz de soportar dos horas de uso.

Anuncios

Los puertos USB-C, situados en ambos costados del portátil, son más pequeños que en el modelo anterior y como característica especial, cabe destacar que son reversibles. El puerto USB-C es poco más grande que la ranura micro-USB de un Smartphone cualquiera. El USB-C no sólo permite cargar la información de forma más rápida, sino que permite transferir los datos a mayor velocidad.

Como pega, había un factor que impedía en cierto modo que la gente comprara un Chromebook, y es que para que el sistema funcionase era necesario disponer de conexión a #Internet, de lo contrario no era más que un navegador. Es por eso que incluso para escribir un simple documento era necesario hacer uso de internet. Pero Google logró solucionar el asunto para que se pueda usar sin conexión.

Ya que hoy en día prácticamente todo el uso que se hace del ordenador es en línea, los usuarios apenas notarán que están empleando un sistema operativo diferente al de Microsoft o al de Apple. El lado malo, es que no se puede usar otro navegador que no sea el Google Chrome.