Actualmente el mercado de circuitos integrados (conocidos habitualmente como chips) con función de conversión analógico/digital está impulsado en gran parte por los requisitos de seguridad en los vehículos ligeros de pasajeros. Los sistemas de cámaras alrededor del coche, con vistas para la detección de puntos ciegos y asistencia de estacionamiento, cada vez están más disponibles como configuración estándar u opcional. Por otra parte se estima que las cámaras de visión posterior pueden reducir las muertes en más de más de un 50 por ciento. En consecuencia, la penetración de sensores de imagen en vehículos es cada vez mayor, y la consultora ABI Research estima que se alcanzará una producción de 197 millones de unidades en 2020.

Anuncios
Anuncios



Un nuevo decodificador y codificador de vídeo analógico (fabricado por Intersil) proporciona a los automovilistas vídeo de alta calidad, mejorando su capacidad de ver objetos detrás del coche, así como alrededor de todo el vehículo. Un sistema de monitoreo de visión alrededor del coche, procesa el vídeo de las cuatro cámaras y combina las imágenes en una única vista de arriba hacia abajo, como si una cámara se hubiera posicionado justo encima. Este dispositivo electrónico ayuda a los conductores a confirmar visualmente la posición relativa del vehículo respecto a los objetos circundantes para facilitar maniobras tales como el estacionamiento.



Por lo que respecta a la electrónica, el dispositivo integra cuatro decodificadores de vídeo (estándares NTSC / PAL) con convertidores "analógico a digital" (ADC) de 10 bits, que soportan simultáneamente las entradas analógicas de las cuatro cámaras.

Anuncios

El chip codificador de vídeo analógico proporciona la capacidad de transmitir el vídeo combinado como una señal compuesta analógica a la pantalla del coche. También consta de filtros antiplegamiento (conocidos en el ámbito del procesamiento digital de señales como anti-aliasing) analógicos en cada canal de entrada para reducir aún más el número de componentes



El alto nivel de integración ayuda a simplificar el diseño del sistema, logrando preservar el espacio a bordo. El consumo de energía es tan solo de alrededor de 100 mW por canal, consumiendo un 20 por ciento menos que las alternativas habituales. Soporta un formato multiplexado en el tiempo, lo cual permite al chip la gestión de cuatro canales con un solo bus de datos de 8 bits. #Coches



Y lo más destacado es el precio, de 5 dólares en cantidades de 1000 chips. También se comercializa una placa electrónica para evaluación, junto con manual del usuario y esquemas para la integración.