Para aquellos como un servidor que ha crecido leyendo las novelas de ciencia ficción de Orwell u Orson Scott Card era fácil imaginar en nuestra mente un mundo futurístico lleno de robots que nos sirvieran, incluso gracias a películas como Yo Robot o las míticas y clásicas de Terminator, unas máquinas no tan buenas que fueran la perdición del ser humano.

Los drones están de moda, sin duda. Se han imaginado muchas utilidades y usos para estos artefactos voladores, pero, ¿te imaginas que en vez de tu cartero de siempre te entregara tu correo un dron? No hace falta remontarse siglos atrás para considerar esto un hecho imposible, hace tan solo 5 años nadie lo hubiera imaginado, la tecnología avanza a velocidad de vértigo y hoy en pleno año 2015 este método de entrega va a ponerse en marcha.

Anuncios
Anuncios

EE.UU. ha aprobado por medio del organismo encargado de regular su espacio aéreo el FAA el uso de drones para hacer envíos. Estas entregas serán siempre de menos de 30 minutos porque la autonomía del dron es limitada.

Amazon es la primera compañía en obtener este permiso, ya habían puesto en marcha el proyecto en Julio de 2014 que concluye con el permiso para ponerlo en funcionamiento. Este servicio ha sido bautizado como Prime Air y tendrá especial relevancia en el acceso a lugares con dificultad de entrega.

Obviamente, no tienen carta libre ya que estarán limitados, los drones no podrán ser manejados desde mucha distancia, tendrán que ser utilizados por un operador en tierra que no pierda en ningún momento el contacto visual con el dron. Otra de las medidas es la altitud máxima que podrán alcanzar siendo limitada a 120 metros, todos los envíos deberán realizarse durante el día y los operarios a cargo del dron necesitaran de licencia de pilotaje.


Los datos de vuelo de cada dron serán compartidos con la FAA para controlar todo lo que ocurra con dichos drones. Estos drones podrán llevar envíos de 2,25 kilos como tope, eso no supone un problema ya que casi la totalidad de envíos que suele efectuar Amazon es de menor peso. Otras compañías ya están desarrollando proyectos similares como son UPS y FedEX o la alemana DHL, hasta Google prepara un proyecto similar.