Las empresas necesitan estar presentes, cada vez más, en #Internet. Adaptarse a las nuevas tecnologías no es fácil. El primer paso es valorar las nuevas posibilidades que las #Redes Sociales aportan a su imagen de marca

Hay que conseguir que los medios 2.0 sean una ventaja y no una desventaja. Ya que un mal uso de los mismos puede jugar en nuestra contra. Para ello debemos examinar los errores cometidos por parte de las empresas que todavía no se mueven con soltura en este mundo virtual.


Qué, cómo y por qué

En primer lugar hay que ser consciente de la cantidad de redes sociales distintas que existen y la finalidad de cada una de ellas.

Anuncios
Anuncios

De esta manera valoraremos en cuáles de ellas deberíamos estar presentes. Uno de los principales errores cometidos por las empresas es abrir perfiles en diversas redes sociales y mantenerlos inactivos.

Si se activa un perfil hay que realizar un trabajo diario y una supervisión constante, de lo contrario, estaremos transmitiendo una imagen de dejadez y de estar anclados en el pasado. Debemos evitar a toda costa el silencio. Es decir, abrir un perfil y abandonarlo traerá consecuencias negativas. Por lo tanto, un paso clave es analizar qué red social va a sernos de mayor utilidad.

Un estudio reciente realizado por IAB Spain concluye que Facebook es la red más utilizada por las marcas para crear comunidad y no solo eso, sino que las recomendaciones de contenidos de marca por parte de los usuarios han aumentado considerablemente a través de esta red social.

Anuncios

Por otro lado, Twitter es la plataforma más utilizada para generar contenido por parte de las marcas.

Yo mismo me encargo

Otro error es caer en la idea de que es una tarea fácil que puede llevar cualquiera sin una formación previa. Para esta labor existe la figura del Community Manager. Una persona especializada en dicho medio, que se encarga de cuidar la imagen de marca en Internet. La responsabilidad que ostenta es de gran relevancia puesto que en sus manos estará nuestra reputación online


Oídos sordos a las críticas

Internet nos aporta información muy valiosa para nuestra empresa. Conocer qué se está diciendo sobre nosotros nos da pie a subsanar ciertas disconformidades que puedan aparecer en este medio por parte de ciertos usuarios. Los consumidores tienen a colgar en sus redes sociales aquellas críticas o malas experiencias.

Lamentablemente encontraremos pocos halagos ya que es un medio de queja y de reivindicación. Por lo que es importante que estemos al tanto y logremos dar solución a todos los conflictos que sucedan públicamente. Puede ser que ese mismo usuario pase de comentar algo negativo a recomendarnos por el hecho de habernos preocupado por su opinión y su experiencia vivida. Recordad no caer nunca en el silencio.

No interactúar

No formar parte activa de comunidad provocará que los usuarios se alejen de tu marca. Si publicas sin importante lo que se dice y lo que pasa a tu alrededor, tu voz quedará en el olvido. Los usuarios también premian el interés y la interactividad. Sé activo y participa.


Spam

Otra de las actitudes que los usuarios aborrecen es tener entre su lista de amigos, a la típica empresa que solo genera Spam y nada contenido de interés. No solo eso, sino que este mal hacer es penalizado por Facebook y Google. Y si insistes en dichas prácticas irritantes tu visibilidad se irá reduciendo considerablemente.



Por último hay que ser conscientes de que gracias a la red de redes se hace posible generar sinergias que nos ayuden a crecer dentro del sector. Todo esto unido a otros aspectos básicos como la amabilidad, la corrección gramatical a la hora de expresarnos o la constante atención al público que realizamos aportará un valor añadido que nos posicione como referente del sector y que facilite la fidelización de nuestros clientes y la consecución de otros nuevos. Para un buen comienzo habrá que analizar qué queremos y cuál es la mejor forma para llevarlo a cabo. Y lo más importante: dedicación, pasión y paciencia.