Desde la antigüedad la humanidad buscó un medio de favorecer el desplazamiento vertical de las cargas. Por ejemplo, en los casos de la construcción de las pirámides y la arquitectura romana. Hasta el Renacimiento es sobre todo el transporte y elevación de las mercancías lo que preocupaba a los inventores, posteriormente en los siglos XVII y XVIII aparecen nuevas necesidades en materia de transporte. Y por fin es en 1853 cuando nace verdaderamente el concepto de ascensor moderno gracias a innovaciones tecnológicas. En la actualidad se aproxima una nueva revolución en las tecnologías que posibilitan el desplazamiento en edificios.

Se acabó el desplazarse hacia arriba o hacia abajo, ahora una nueva tecnología permitirá a los ascensores moverse a izquierda o derecha.

Anuncios
Anuncios

El primer equipo que ofrecerá esta nueva posibilidad de movilidad se instalará en una torre de 244 metros, actualmente en construcción en Rottweil (Alemania ). El edificio será utilizado para probar "Multi", un prototipo de ascensor diseñado por la empresa alemana ThyssenKrupp.

Estas cabinas móviles se desplazan mediante levitación electromagnética, es decir a lo largo de un carril por medio de un campo magnético creado por un electroimán. Una tecnología ya utilizada por el tren Transrapid en Shanghai (China) desde el año 2004. Pero, ¿Cuál es el interés en un ascensor?, la respuesta es sencilla, prescindir de los cables y además mover las cabinas tanto vertical como horizontalmente en jaulas que describen bucles a lo largo de un edificio. También será posible colocar varias cabinas en el mismo conducto.

Anuncios

Cuando uno pasa desde una posición vertical a una horizontal, después de ascender como en un ascensor convencional, puede continuar desplazándose en el mismo piso. La torre tendrá tres "Multi" del total de once ascensores.

Cualquiera que sea la dirección de las cabinas, la tecnología es la misma. "El dominio de control sobre el desplazamiento vertical permite controlar el movimiento horizontal", dijo un portavoz de ThyssenKrupp. "Solo necesitamos un intercambiador a diferentes niveles, que se encuentra detrás de la cabina que gira 90 ° para hacer el cambio de sentido".


El rascacielos en construcción seguirá siendo vertical, con un diseño clásico, pero el nuevo concepto de estos ascensores, conduce a repensar la arquitectura de los edificios. Dado que los dispositivos se pueden mover lateralmente, esto hace posible explotar planos jugando tanto con la anchura como la altura o la conexión de varios edificios (como las torres gemelas) usando un ascensor horizontal.