Parece que los teléfonos curvos están aquí para quedarse. Cuando los primeros teléfonos curvos debutaron en 2013, el LG G Flex estaba entre ellos. Ahora viene el LG G Flex 2, que promete actualizar el teléfono curvo con mejor hardware y diseño.

Para empezar, la pantalla del teléfono mide 5,5 pulgadas en lugar de 6, por lo que es más fácil de sostener y más acorde con la insignia de hoy en día de los "phablets". Pero LG no se detuvo ahí. La pantalla HD (1920 x 1080), está un punto por debajo de los teléfonos emblemáticos Quad HD, como el propio G3 de LG, pero siguen teniendo más píxeles de los que necesita una pantalla de teléfono.

Anuncios
Anuncios

El G Flex 2 ejecuta la última versión de Android, la versión 5.0 o "Lollipop", y es uno de los primeros teléfonos en montar un procesador Qualcomm Snapdragon 810.

Estos son alguno de sus aspectos más interesantes:

Arco de curvado

La función estrella, por supuesto, es la pantalla curvada. Mientras que el primer modelo tenía un radio de 700 mm, el Flex 2 tiene una curva que varía, pasando de 400 mm en los lados a los 700 mm en la parte frontal y 650 mm en la parte posterior. LG dice que la variación ofrece un aspecto más refinado que es "únicamente orgánico", que no sabemos exactamente su significado.

Entonces, ¿tan bueno es un teléfono curvo? Aquí están las ventajas que LG afirma:

1-Menos reflejos: La curva refleja la luz de manera diferente, lo que le permite más fácilmente encontrar un punto con menos brillo

2- Llamadas telefónicas más claras: La curva pone el micrófono del teléfono ligeramente más cerca de la boca, lo que se traduce en una mejora del audio en las llamadas telefónicas.

Anuncios

En promedio, su voz es 2dB más fuerte con el G Flex 2.

3- Más cómodo en nuestros bolsillos: La curva del teléfono hace que sea un ajuste natural para los bolsillos traseros, ya que los contornos van en la línea del trasero.

4-Atractivo: El G Flex 2 tiene simplemente un diseño inusual, muy llamativo.

Resistente

Aunque no es directamente una consecuencia de la pantalla curva, el G Flex 2 está construido para soportar nuestro castigo. Al igual que con el primer modelo, LG supuso correctamente que la curva pone el teléfono en mayor riesgo de estrés; fácilmente podría encontrarse en la parte inferior de una pila de libros, por ejemplo.

La parte posterior del teléfono es en realidad extraíble, lo que le permite añadir una tarjeta micro SD y acceder a la SIM. También encontrarás los botones de volumen y encendido. La cámara trasera de 13 megapíxeles está equipada con estabilización óptica de imagen (OIS), que reduce el desenfoque para fotografías en interiores y con poca luz.

Anuncios

LG lanza un extra ultra conveniente para selfies: En lugar de tocar la pantalla para sacar la foto, en su lugar puede levantar la mano y luego apretar los dedos contra su palma.

El LG G Flex 2 tiene un problema, sin embargo, no tiene nada que ver con la curva, y se puede resumir en una palabra: lento. La lentitud es un gran shock considerando que lleva un chip Snapdragon 810 de 64 bits Octa Core en su interior. Nada de eso significa algo, sin embargo, cuando se está a la espera de que reaccione ante el gesto realizado con el dedo hace unos segundos.

Dadas sus características de gama alta y un mejor diseño, la experiencia de letargo encontrada no lo hace apropiado, desde mi punto de vista, para consumidores exigentes. Pero si LG puede ir un poco más rápido, la tercera vez podría ser el encanto total. #Telefonía móvil #Smarthphone