Es indiscutible que Internet ha significado la revolución tecnológica y cultural más relevante de la historia desde la invención de la imprenta. Sus inicios militares han evolucionado a un uso masivo mundial que ha ido creciendo mediante herramientas populares como Facebook, Twitter o el mismo Youtube. Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim (exempleados del servicio de pago on line PayPal) crearon la plataforma con la idea de compartir vídeos como se hacía en otros muchos espacios con las fotografías. Era febrero 2005 en California y, antes de acabar el año, el número de visitas diarias ya había alcanzado los 50 millones. Visto el éxito, la multinacional #Google no tardó en comprar la compañía, que no ha parado de crecer en ningún momento.

Anuncios
Anuncios

La pluralidad de temáticas, registros, contextos y usuarios y visitantes es asombrosa. Empezando con un cometido de anonimidad de usuarios que solo querían compartir sus vídeos sin un fin realmente económico o creativo, Youtube se ha convertido en la opción perfecta para empresas y privados. Todos conocemos los youtubers, personas que crean su canal para divulgar videos de cualquier ende (cocina, viajes, videojuegos…) y recibir una compensación económica que procede de un porcentaje de las visitas obtenidas.

El éxito se justifica por el formato, breve e instantáneo, que se dice que proviene de la industria cinematográfica del cine de adultos. Según palabras del periodista y analista digital Jorge Dionisio López: "(la imagen) no está editada ni pasa por el periodismo y sus filtros.

Anuncios

Se presenta en bruto, como una eyaculación, como el porno anatómico, en el que da igual quién es quién porque apenas vemos el rostro".

La viralidad es la clave de YouTube. Es la fórmula que permite más popularidad y más difusión, pero en estos diez años hemos aprendido que no existe ninguna lógica en ella. Los gatos, las caídas o los bebés parecen ser una apuesta segura, pero no hay que fiarse; cada vez es más común ver como los vídeos más absurdos se convierten en los más virales.