Ya está aquí el Dying Light. Después de retrasar en varias ocasiones su lanzamiento en pro de realizar mejoras que garanticen este título como uno de los videojuegos del año, los zombies ya han salido a buscarte.

Estamos ante la secuela en espíritu de Dead Island. De la mano de Techland llega esta interesante mezcla entre Mirror's Edge y Dead Island con parkour por un tubo, eso sí, con muchas más opciones y con mejoras tanto en gráficos como a nivel de jugabilidad.

En la ciudad de Harran, un extraño virus ha sufrido una mutación y un agente secreto entra a formar parte de un grupo de supervivientes con habilidades más que suficientes para salir a la calle en busca de suministros para la población.

Anuncios
Anuncios

A partir de aquí ya se pueden imaginar lo que viene. Muchos y muchos zombies con los que acabar, distintas misiones, y un sinfín de aventuras secundarias con las que disfrutar de este juego repleto de personajes interesantes para probar.

A diferencia de otros juegos de zombies, en los que prima el cuerpo a cuerpo, en este juego son las habilidades de Creg, el personaje que encarnamos, y su agilidad, las que nos ayudarán a cumplir las misiones, teniendo que entrenar en consecuencia para poder trepar por los tejados, saltar y estar listos para el enfrentamiento ante los zombies.

En este último apartado, remarcar que en Dying Light podremos disfrutar de multitud de armas para acabar con los zombies, siendo clave qué arma usamos, dónde golpeamos y contra qué tipo de zombie para salir victorioso de una lucha que se repetirá a lo largo del título.

Anuncios

Uno de los puntos más tensos y divertidos del juego es la aparición de la noche. Si bien podemos tratar de evitarla durmiendo en alguno de los refugios habilitados en Harran, si nos pilla a mitad de camino o tenemos ganas de lío será el momento más indicado para pasarlo mal con la aparición de los coléricos. Una especie de infectado más rápido, impredecible y mortal que el resto. Deberemos evitarlos ya que con la oscuridad y su desarrollado nivel auditivo seremos pasto para ellos.  #Videojuegos