Muchos utilizamos el sistema operativo #Windows 7 ante el descontento que generó en muchos de nosotros la última versión del mismo. Windows 8 es, en opinión de muchos usuarios fieles al sistema de #Microsoft, un sistema más bien ideado para tablets, y ‘phablets’, donde ha tenido una aceptación mucho mayor (pese a que Android e iOS sigan imponiéndose como los preferidos en este mercado).

Como sabréis, el nuevo sucesor llevará por nombre Windows 10, desplazando a la versión 8.1 del mencionado sistema, y espera tener una gran acogida por parte del público. Definitivamente, a espera de probarlo, la compañía de Bill Gates ha tenido en cuenta la opinión de todos nosotros ante nuestro descontento, al igual que ya hiciera con el pasado y escasamente aceptado Windows Vista.

Hablemos ahora de los cambios más destacables según los expertos para la nueva versión que pronto disfrutaremos. Empezaremos por la principal y que más rápidamente notaremos: la nueva pantalla de inicio.

Una de las peculiaridades del 8 que más han suscitado comentarios haters, fue la falta del botón inicio que siempre ha estado cerca de nuestra mano izquierda. Como nota curiosa, el próximo podrá ampliarse a pantalla completa.

Otra importante novedad (y uno de los aspectos en los que más debía mejorar la compañía) es el navegador. Cuando solo disponíamos de Internet Explorer, no había otra que utilizar el que hoy consideramos lento y poco manejable. Mozilla Firefox y Google Chrome fueron los principales responsables de su abandono.

La empresa estadounidense ha decido jubilarlo y cambiar a Spartan, que según sus desarrolladores, gozará de una interfaz minimalista, y en muchos aspectos se parecerá a sus dos grandes rivales.

La navegación de las famosas ‘esquinitas’ también desaparece. One Drive, sin llegar a desaparecer, funcionará mediante nuevos métodos de sincronización. Éste forma parte de uno de los principales misterios, a la espera de que la compañía ofrezca más información u opte por darnos la sorpresita...