Resulta muy difícil vivir separados del Smartphone. Esto no representa una novedad tan llamativa, si echamos algo la vista atrás, pues antes de que los móviles pudieran hacer mucho más que llamar, ya comenzaban a dejarse ver estos efectos de dependencia de nuestras nuevas generaciones.

Probablemente, el germen sean aquellas largas conversaciones telefónicas con familiares o amigos de ciudades lejanas (o de distritos diferentes de las grandes ciudades de la mayoría de los países occidentalizados).

Hoy el problema principal, surge con los jóvenes de entre quince y treinta y cinco años. Esta franja de edad de veinte años, representa el sector de mayor dependencia a sus dispositivos móviles, y quienes mejor manejan aplicaciones como videojuegos o redes sociales, de las que la mayoría se confiesan casi-adictos.

Anuncios
Anuncios

Ahora, un nuevo estudio realizado por la Universidad de Missouri (Estados Unidos) nos revela que la separación del dispositivo móvil puede tener serias repercusiones psicológicas y fisiológicas para sus usuarios más abusivos.

Ejemplos de este tipo de consecuencias son un notable incremento en la ansiedad (en más de un 53% según el Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad) y un menor rendimiento de capacidades cognitivas, e incluso en casos extremos, una presión sanguínea y ritmo cardiaco disparados.

Estos trastornos son consecuencia de la conocida nomofobia, el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil. El término, es una abreviatura de la expresión inglesa no-mobile-phone phobia y fue acuñado durante un estudio realizado por la Oficina de Correos del Reino Unido encargado al instituto demoscópico YouGov para estimar la ansiedad que sufren los usuarios de teléfonos móviles.

Anuncios

Algunos afectados dicen que todo esto es causa de verse aislados y desprotegidos por las posibles llamadas o mensajes de familiares y amigos. En cambio, uno de cada diez afirma que la causa de estrés es provocada por su trabajo, que les exige permanecer conectados. #Investigación científica #Smarthphone