Suele enunciarse la paradoja de que las #Redes Sociales tienden a destruir las relaciones sociales. Ahora son muchos los adolescentes que prefieren forjar nuevas amistades en la red (con mayor frecuencia en las grandes ciudades donde se respira un ambiente mucho más distante y frío que en las localidades más pequeñas) o que pasan más tiempo hablando con sus amigos por WhatsApp en lugar de hacerlo en persona.

Sin embargo, cuando se trata de noviazgos formales, las estadísticas son claras y afirman con rotundidad que el uso de este tipo de medios beneficia este tipo de relaciones. La conclusión ha llegado gracias a la notable consecuencia de que los hombres (especialmente durante la adolescencia) tienden a ser más reservados con sus sentimientos en público.

Anuncios
Anuncios

Un estudio realizado por el Centro de Investigación Pew descubrió que hombres y mujeres le dan diferentes usos a las redes sociales y los sistemas de comunicación virtual. Como nota curiosa, ellas las utilizan con más frecuencia. Los datos hablan por sí mismos: tres de cada cuatro las parejas admitió que esas plataformas han impactado de positivamente en sus relaciones.

A todos nos ha ocurrido alguna vez: tenemos un amigo que aparenta falta afectividad a su pareja cuando están en público (en ocasiones, esto también ocurre porque guardamos estos momentos para jugar solo el papel de amigos, reservando lo demás para la intimidad).

En cambio, cuando abrimos su perfil de Twitter o Facebook, encontramos montones de citas amorosas y menciones a su pareja. El surgimiento de Instagram permite apreciar mucho mejor esta realidad, por aquello de que una imagen vale más que mil palabras.

Anuncios

Otra buena función de estas plataformas es poseer un álbum de fotografías en un lugar seguro.

Es sabido que las mujeres tienden a hablar más de sus sentimientos con sus amigas, siendo los hombres más reservados en ello, lo que parece indicar, que esta buena característica más propia del sexo femenino puede ser adquirida digitalmente por nosotros.