La boda es para muchas parejas el día más importante de sus vidas: quieren que todo salga perfecto, no falte de nada a los invitados y los menús sean exquisitos para el paladar de los invitados (que, a menudo, suelen alcanzar del centenar). Sin embargo, cuando llega la hora de afrontar los gastos en que se incurrirá, tendemos a ser más precavidos, sobretodo en una época de crisis económica que nos ha llevado a ser más conformistas y conservadores a la hora de organizar eventos y celebraciones.

Por suerte, contamos con un nuevo recurso que años atrás resultaba impensable para este tipo de tareas, un recurso que usted y yo estamos utilizando en estos mismos momentos: #Internet.

Anuncios
Anuncios

Según MercadoLibre, una empresa argentina dedicada a la intermediación entre usuarios inscritos a su servicio de compras, ventas, pagos y subastas por Internet y que realiza sus operaciones en países como Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela; es posible reducir hasta en un 40% el precio total de estos eventos tan especiales. Las claves que nos ofrecen desde la compañía son:

Fijar un techo de gasto. Este primer apunte, pese a su carácter más que lógico e imprescindible a la hora de elegir cualquier proyecto, tiende a ser pasado por alto ante la emoción de un día tan especial para las parejas y los familiares. Seleccionar bien los proveedores. Conviene descubrir todas aquellas empresas (a menudo PYMES) que pueden brindarnos el servicio buscado al menor precio posible.

Anuncios

Gracias a Internet tenemos ahora maniobrabilidad para tener una 'boda a la carta'.

Invitar mediante email o redes sociales. Es otra técnica mucho más rápida y económica que gastar en caras cartulinas y sellos de correo. Existen múltiples webs de creación de invitaciones animadas completamente gratis. Comprar el vestido de novia y el traje de novio online. La competencia en Internet es tan alta que pueden adquirirse a precios muy bajos, ¡y hasta con envío gratis!