A día de hoy todos conocemos la cadena de restaurantes McDonal’s, estos establecimientos se han hecho famosos mundialmente en muy pocos años principalmente por el menú que ofrecen, comida rápida y fácil de llevar. Se ha especulado mucho sobre si la comida que ofrecen es de calidad o no, pero al fin y al cabo no se ha podido demostrar que sea dañina para las personas; sin embargo, esta vez no estamos aquí para hablar de la calidad de los alimentos que ofrece.

En el año 2005 uno de los restaurantes de esta cadena decidía poner WiFi gratuita para los usuarios que tuviesen una Nintendo DS; esto supuso un gran salto tecnológico en su época, más tarde otro de los restaurantes optaba por instalar iPads para los usuarios que estuviesen consumiendo dentro del establecimiento.

Anuncios
Anuncios

Ahora, tras 10 años del primer salto tecnológico les ha surgido una nueva idea, poner en las mesas unos cargadores inalámbricos para que los usuarios puedan cargar sus smartphones mientras disfrutan de su comida.

Esta revolucionaria idea se aplicará durante los próximos meses en 50 restaurantes de Reino Unido; en un principio tan solo tienen pensado instalarlo en estos establecimientos, pero si los usuarios quedan contentos y la empresa ve los resultados, es posible que decidan expandirlo entre los demás restaurantes de otros países. El convenio para instalar todos estos dispositivos lo han firmado con la compañía Air Charge, la cual tiene un amplio catálogo con todo tipo de cargadores inalámbricos, como no, compatibles con todos los teléfonos.

La única pega que hay por ahora es que no hay muchos modelos de smartphone que permitan cargar su batería vía Qi, la mayoría de firmas no han empezado a instalar aun este tipo de tecnología en sus dispositivos, pero sí que hemos podido ver algunos Nokia y LG que ya la incorporan hace varias generaciones, quizá con esta iniciativa empecemos a ver nuevos teléfonos inteligentes con esta característica.

Anuncios

Todavía no se sabe con exactitud, pero se estima que McDonal’s reparta alrededor de 600 puntos de carga Qi entre todos los restaurantes, la mayoría de estos están situados en Londres.