Durante el CES del año pasado pudimos ver como una gran cantidad de marcas apuntaban como futuro a los televisores curvos; sin embargo este año no ha sido así, es cierto que hay firmas que siguen apostando por esta tecnología, pero muchas otras han decidido optar por otras vías mucho más novedosas. Una de ellas, y posiblemente en la que más firmas se han fijado ha sido la tecnología Quantum Dots, esta recurre a unos pequeñísimos cristales como base a dar un nuevo salto en el mundo de la imagen.

Lo primero que debemos saber es que los desarrolladores de esta tecnología han estado usando unas partículas de estructura cristalina con un tamaño diminuto, concretamente menos de 100 nanómetros, por lo que estamos hablando de unas partículas imperceptibles para la vista pero que sin embargo ofrecen una calidad de imagen totalmente única.

Anuncios
Anuncios

Dicho así podemos quedarnos un poco sorprendidos, pero si nos vamos a la práctica todo queda mucho más claro.

Estos pequeños puntos cuánticos pueden modificar la onda de luz y entre otra de sus características destaca la resistencia a la agua y al óxido; esto es un punto muy favorable sobre todo para los usuarios que viven en zonas muy húmedas, además este material tiene una flexibilidad perfecta para ser usado en los televisores curvos o en las pantallas plegables que muchas marcas de teléfonos móviles ya han empezado a desarrollar. Otra de las cosas a tener en cuenta también es que es muy fácil de fabricar y por consiguiente esto también se ve reflejado en su precio, ya que es una tecnología mucho más barata que la OLED.

Pese a que no podemos verlos a simple vista en su proceso de fabricación, este material lo podemos controlar con una precisión del cien por cien, cosa que otros materiales no permiten.

Anuncios

Las primeras tomas de contacto que han tenido las grandes firmas con esta tecnología han sido fabulosas, aseguran poder generar desde los televisores una gama cromática mucho más amplia de la que existe en el mercado actual y la eficiencia energética que tendrían estos dispositivos seria elevada hasta un 30% más.

Han sido varias las marcas que se han lanzado a usar esta tecnología, pero lo cierto es que Sony ya lleva varios años de investigación con ella, de hecho ya existen varios dispositivos de la marca que lo llevan incorporado. Pero como en casi todas las tecnologías esta también tiene un punto preocupante y es que los nanocristales son uno de los materiales más tóxicos que existen.