Hasta no hace mucho tiempo atrás, tanto el cine como la literatura de ciencia ficción nos deslumbraban con situaciones alejadas del presente, y nos dejaban esa sensación de que, tal vez, la tecnología fuera capaz de copiar en un futuro eso que solo existía en la ficción. En ese entonces, el ‘futuro’ era lejano e incierto. Pero al parecer, los tiempos se van acortando, y el sentido que antes tenía la palabra ‘futuro’, se va resignificando, a partir de los apuros que la misma ciencia le va imprimiendo. Ahora, hablar de futuro no es otra cosa que el mañana mismo. Así lo demuestra esta novedosa creación de una compañía japonesa que inventó un anillo para que desde allí se pueda controlar el Smartphone.

Anuncios
Anuncios

Los responsables de este proyecto aún en fase veta es la empresa Logbar, con sede en Japón. Su propuesta tecnológica, llamada Ring, consiste en un micro dispositivo en forma de anillo, que mediante el sistema de transmisión de datos Bluetooth, permite operar un teléfono inteligente. El usuario se coloca el anillo y a través de un botón o con el simple movimiento del dedo en el aire, manda órdenes a su teléfono que las interpreta y las ejecuta. De este modo, por ejemplo, se podrá escuchar música sin la necesidad de entrar en el sistema del teléfono. De acuerdo a lo informado por Logbar, hasta el momento este anillo inteligente puede realizar 23 operaciones, aunque se está trabajando en la versión Ring Hub, un dispositivo de similares características pero que amplía su espectro de acción a otros artefactos del hogar como el televisor.

Anuncios

¿Necesidad, consumismo, desafío? A poco de inaugurarse la era de los teléfonos inteligentes, una serie de accesorios comienzan a diseñarse con el fin de optimizar funciones y servicios. Cabe preguntarse, a esta altura del futuro, cuál es el auténtico objetivo de estas ingeniosas novedades. ¿Es imperantemente necesario un anillo que maneje lo que ya de fábrica, dice ser ‘inteligente’? ¿Es apenas, una muestra más de que el consumismo es otro estilo de vida que convive con otras posturas más recelosas del hecho del “tener por tener”? ¿Pueden estos actos humanos interpretarse como desafíos a sus propios límites intelectuales? ¿Arrogancia, quizás? ¿Se dará comienzo a la era "El Señor de los Anillos"? Algunos planteos de la filosofía de la vida-tecno. #Telefonía móvil