La imagen de farolas en nuestras calles con placas solares son ya habituales en muchas ciudades de España. El problema que presenta la energía solar, todos lo sabemos, es que en ausencia prolongada de sol, no es eficiente. Igualmente ocurre con la eólica si no hay viento. Una empresa ha combinado ambas fuentes de energía para el alumbrado público con el fin de resolver estas contingencias. Además lo hace con alta eficiencia, pues hace falta muy poco viento para poder aprovecharse de él, y ha incorporado baterías de última generación en el raro caso de ausencia simultánea de sol y viento.

La empresa en cuestión se llama Eolgreen (Eolgreen.com) y ha diseñado, junto con la Universidad Politécnica de Cataluña, Philips, Clean & Wind Spain SL una farola con cero emisiones de CO2 y sin contaminación lumínica.

Anuncios
Anuncios

Su uso sería el alumbrado público tanto de calles como de vías interurbanas, autopistas, y otros espacios públicos. La farola consiste en un mástil de 6 u 8m (dos versiones) sobre el que se aloja un aerogenerador o turbina, dos placas solares y la luminaria propiamente dicha. De esta manera el ahorro de energía es de un 20%, al no necesitar conexión a la red eléctrica.

La turbina está diseñada por Clean&Wind Spain y fabricada por MTC Estampació, ambas empresas españolas. Los materiales de su estructura son de última generación y respetuosos con el medio ambiente: grafeno, resina Epoxi y poliuretano de baja intensidad, lo que hace que su peso no exceda de 28kg y que sólo necesite una velocidad de viento de 1.4m/s (5.04Km/h), esto es, una ligera brisa. Otra característica importante es su autolimpieza y su gran resistencia.

Anuncios

La luminaria, tipo LED, está fabricada por la firma Philips en dos versiones 6m y 8m de altura con una potencia de 31W y 45W y luminosidad de 3.000 y 4.500 lúmenes respectivamente. Las dos placas fotovoltaicas tienen un sistema de orientación y regulación integrado con una potencia de 100W por unidad.

El sistema de baterías tipo litio-ferrofosfato permite hasta 58 horas de funcionamiento sin viento ni sol, las fuentes de energía de las que se alimenta. Todo el conjunto se monitoriza desde una central receptora con información en tiempo real para prevenir fallos del sistema, lectura de carga de las baterías incluso información sobre actos vandálicos para evitar robos de sus componentes entre 15-30 min.

Eolgreen ya ha cerrado los acuerdos para la instalación de sus farolas con la zona próxima al puerto de Huelva y los ayuntamientos de Sant Boi de Llobregat, Girona y otros andaluces. Durante 2015, la empresa tiene previsto producir unas 700 de ellas.