#Microsoft Research, a través de un grupo de investigadores, ha creado un nuevo sistema de carga para móviles. Se trata de un cargador que puede situarse en el techo, detecta el móvil a cargar y emite unos rayos de luz a través de una "linterna LED" que consigue cargar el dispositivo. Este sistema utiliza una técnica similar a las utilizadas por Kinect para detectar a los usuarios de Xbox, y cuando tiene localizado el dispositivo, controlado con bluetooth o con un led incorporado al móvil, inicia la carga; también a través del bluetooth detecta cuando está llena la carga para no continuar.

Según los investigadores, con este nuevo sistema evitamos la falta de seguridad para el cuerpo humano que ofrecen los sistemas de carga inalámbricos actuales.

Anuncios
Anuncios

En este caso se utiliza un sistema muy parecido a la carga solar, siendo mucho más seguros en cuanto a proteger nuestra salud se refiere. Los investigadores indican que los móviles son detectados en segundos por el Autocharge y tarda en cargarse el mismo tiempo que los sistemas actuales por cable.

Anteriormente ya se llevó a cabo una investigación en la Universidad de Stanford, publicado en la revista Scientific Reports, en la cual se desarrolló un dispositivo de "enlace óptico", fabricado en silicio con grabados en nanoescala y que consigue doblar la luz en ángulos rectos. Esto puede ser un avance muy grande para la sustitución de los cables eléctricos en los ordenadores. Según declaró en un comunicado de prensa Jelena Vuckovic, profesional que dirigió la investigación, "la luz puede transportar más datos que un alambre y se necesita menos energía para transmitir fotones que los electrones".

Anuncios

El motivo de que la fabricación del enlace sea de silicio es debido a su índice de refracción (velocidad con la que la luz viaja a través de un material) es de 3.5. Es una velocidad mucho menor que la que se mueve a través del agua o el aire, lo cual permite a los investigadores manipular la transmisión de datos a través de los espacios entre los grabados.

De momento aún no se han fabricado estos nuevos móviles, que debido al panel fotovoltaico que tienen que llevar hará que aumenten sus dimensiones, aunque seguramente desarrollen algún sistema de quita y pon para evitar este handicap.