Desde el atentado contra Charlie Hebdo perpetrado por terroristas yihadistas en París, estamos siendo testigos casi a diario de noticias vinculadas a los equipos de hackers autodenominados como Anonymous, quienes prometieron a través de Twitter, YouTube y otras #Redes Sociales vengar aquel ataque brutal contra la libertad de expresión haciendo lo que mejor saben: infiltrarse y boicotear páginas web.

La semana pasada Senegal prohibió difundir la última edición de la revista satírica Charlie Hebdo, además del diario francés Libération, que colaboró con la difusión de la propaganda de imágenes de la revista.

Del mismo modo que la organización de hacktivistas atacó durante el fin de semana de la tragedia una web vinculada al grupo terrorista Estado Islámico, ayer fue pirateado un sitio web oficial de la agencia oficial senegalesa.

Anuncios
Anuncios

Un grupo bajo el nombre de la organización de las máscaras de V de Vendetta ha reivindicado este nuevo ciberataque. En la imagen, se puede ver la captura de pantalla publicada por un ciudadano de Dakar en su cuenta de Twitter:

“Propiedad de Anonymous. ¡Bien!, ¿Ustedes prohibieron la caricatura de la portada de Charlie Hebdo? Una mala decisión”

Recordemos que varios grupos de presuntos terroristas informáticos vinculados a la organización terrorista dieron su respuesta a estos hackers con un impresionante asalto a casi 20.000 webs francesas, ¿cuáles serán las consecuencias de lo ocurrido ayer?

Fue una venganza desproporcionada, en tanto que solo respondieron a una web caída durante una hora, haciendo gala de la fuerza de la organización en materias de piratería informática, además de técnicas de difusión en redes sociales y elaboración de videos de contenido violento en HD (siempre censurados en los informativos de televisión), lejos de las clásicas cintas enviadas por Al Qaeda.

Anuncios

Ayer conocíamos gracias a Edward Snowden que Estados Unidos se prepara para una guerra digital sin precedentes, algo que comienza a respirarse por este tipo de organizaciones. #Internet #Terrorismo