Cuando hablamos de videoconsolas siempre nos viene a la mente la PlayStation 4 de Sony o la Xbox One de Microsoft, es cierto que estas dos consolas acaparan la mayor parte del mundo de los #Videojuegos pero detrás de estas se encuentra la Wii U de Nintendo que poco a poco ha ido cogiendo más fuerza entre los ‘gamers’. Esta consola lleva varios años en el mercado pero Nintendo ha lanzado la sorprendente noticia de que en diciembre consiguieron batir el récord de ventas de Wii U desde su lanzamiento.

Esta peculiar consola consiguió vender durante el 2014 un 30% más de unidades que en su año anterior, sin duda es un dato muy importante pero lo más curioso es que la venta de videojuegos aumentó un 75% más, algo realmente increíble.

Anuncios
Anuncios

Lo cierto es que de no ser por dos de los nuevos títulos estas cifras posiblemente no se hubiesen producido, el primer videojuego que causó un gran número de ventas fue el Mario Kart 8, uno de los videojuegos de conducción más seguidos por los usuarios, este consiguió vender más de 1’7 millones de copias en 2014 pero el que ha puesto la puntilla ha sido el Super Smash Bros que en tan solo unas semanas ya ha conseguido vender 1’3 millones de copias. Todo esto en Estados Unidos.

Otra de los productos estrella de Nintendo ha sido su Nintendo 3DS, en el mercado de las consolas portátiles esta no ha tenido ningún problema para mantenerse siempre a la cabeza, por delante de la PS Vita de Sony entre otras. En esta ocasión la compañía no ha querido desvelar cifras exactas de ventas pero sí que hemos podido conocer otro récord histórico en venta de videojuegos el pasado diciembre.

Anuncios

El Super Smash Bros volvía a arrasar en ventas rompiendo la barrera de los dos millones de unidades.

Tampoco hay que olvidar que de todos los juegos que se lanzaron para esta pequeña consola 16 de ellos consiguieron vender más de 250.000 unidades, ocho de estos superaban el medio millón y de estos ocho, tres conseguían superar el millón de ventas. Nintendo puede estar muy contenta del trabajo que ha estado haciendo durante este último año tanto en consolas portátiles como en fijas.