En los tiempos que corren es difícil que alguna empresa decida arriesgarse e innovar en la tecnología de la #Telefonía móvil, porque sus estándares están muy bien asentados y difícilmente se saldrán de ellos, al menos por el momento.

Una de las empresas mas destacadas que han decidido innovar es el fabricante ruso Yota. En el Mobile World Congress dieron a conocer al publico la segunda generación de su smartphone Yotaphone, un dispositivo que busca romper con los estándares actuales y marcar la diferencia añadiéndole un elemento único, una segunda pantalla, localizada en la parte trasera, de tinta electrónica.

Este smartphone, al cual le han llamado Yotaphone 2,  no podemos decir que en cuanto a sus componentes se trate de un smartphone tope de gama, pero no esta nada mal.

Anuncios
Anuncios

Cuenta con el chip de referencia del 2014, el Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro nucleos a 2,2 GHZ  que todavía sigue siendo un procesador muy competitivo. 

Al procesador hay que añadirle ademas 2 GB de memoria RAM con las que no tendrá ningún problema para la gestión de las aplicaciones y procesos que tenga que llevar a cabo el teléfono. La pantalla delantera se trata de un panel AMOLED de 5 pulgadas con una resolución Full HD (1920x1080) protegida con el mas que afianzado Corning Gorilla Glass III. La pantalla ubicada en la parte posterior se trata de una pantalla de papel electrónico de 4,7 pulgadas con una resolución qHD (960x540) totalmente táctil y capacitiva protegida también por el Corning Gorilla Glass III. El fabricante la ha bautizado como Yota Always on Display, y su objetivo principal es el ahorro de batería del terminal mostrando en ella ciertas tareas simples en las que no necesitaríamos tener encendida la pantalla principal.

Anuncios

En la pantalla trasera, la de papel electrónico, se puede mostrar cualquier aplicación del sistema operativo, el cual se trata de un Android 4.4.4 KitKat. Esta segunda pantalla cuenta con un modo de ahorro de batería para que cuando le quede al dispositivo un 15% de batería, la pantalla principal se apague y se realice todo sobre la pantalla de papel electrónico. 

Este dispositivo ha salido a la venta este pasado martes (2 de diciembre) a un precio entorno a los 700 euros.