Al parecer la guerra entre #Samsung y #Apple no ha terminado, toda vez que ambas empresas llevan años compitiendo por superar a sus contrincantes, esto es bueno para el consumidor, ya que gracias a esta pequeña disputa hemos podido ver grandes desarrollos en la tecnología móvil.

Sin embargo, esta vez la guerra se ha producido en los tribunales, hace unos meses veíamos como Apple acusaba a Samsung de copiar el modelo de sus teléfonos para aplicarlos a su gama Galaxy; tras un largo juicio, el tribunal de los Estados Unidos dictaminó que Samsung tendría que pagar la friolera de 930 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios a la compañía estadounidense, ya que aparentemente era cierto que se habían basado en la patente de Apple para fabricar estos dispositivos.

Anuncios
Anuncios

Lejos de acabar esta disputa, el pasado jueves veíamos como Samsung se dirigía al tribunal de apelación de los Estados Unidos para rechazar la indemnización que Apple les reclamaba. Los motivos son simples, aseguran desde la compañía surcoreana, en ningún momento han estado de acuerdo con la sentencia del juez, ya que ellos afirman que nunca han tomado el modelo de los iPhone para crear sus dispositivos; es más, Kathleen Sullivan, representante legal de Samsung, ha argumentado que los modelos pese a ser similares tienen grandes diferencias, la posición en la que se encuentra el altavoz, el diseño del botón central y el acabado del teléfono.

También hay que recordar que hay muchas compañías que se basan en la patente que tiene Apple con los iPhone para desarrollar sus dispositivos, estas marcas son principalmente procedentes de China, pero al contrario que Samsung éstas no suponen una amenaza para la compañía americana, ya que los acabados y materiales que ofrecen estas réplicas o copias no pueden tener ni punto de comparación con los diseños que Samsung saca al mercado todos los años con su gama Galaxy, por lo tanto, podríamos decir que estas empresas "se salvan" de ser demandadas por Apple.

Anuncios

Esta noticia no ha tardado mucho tiempo en llegar a los foros, donde fanáticos de una firma y de otra llevan mucho tiempo debatiendo sobre esta polémica.