Desde hace muchos años la fotografía es uno de los usos habituales de la gente, pues en todos lados se puede apreciar a alguien utilizando sus cámaras hasta las que incluyen muchos de los smartphones para hacer fotografías. Asimismo, se puede observar a algún fotógrafo con una réflex y un pedazo de flash más grande que la cámara. Este detalle, durante el paso del tiempo en el mundo de la fotografía no se habían planteado una mejora significativa de dicho instrumento, ahora se pone en tela de juicio. Pues por una parte una réflex no se puede hacer mucho más pequeña, pero ¿sí se podría el flash?

La fotografía y la luz en ella están ligadas, hasta el punto de que sin luz no hay fotografía.

Anuncios
Anuncios

El mayor problema que se le encuentra a la luz es que no siempre disponemos de ella, ni de la cantidad que queremos, ni siquiera desde donde llega, qué "tiquismiquis".

Hoy en día hay muchísimas soluciones para tener la luz apropiada, tanto en trípodes con lámparas, como flashes con encaje a cámaras, pero no una que puede caber en el bolsillo del pantalón.

Bueno, los desarrolladores de este gadget han creado Relio, un flash de descendencia italiana que es capaz de cubrir las necesidades de un fotógrafo profesional con necesidad de tener luz, y que además se pueda transportar muy fácilmente.

Relio, con mucho esfuerzo tras el proyecto, ha conseguido muy buenos resultados, toda vez que desprende 200 lúmenes, con una luz cálida, y además potente, todo ello en los diminutos 35 mm de volumen del aparato.

Anuncios

Asimismo, este dispositivo viene con más lentes (intercambiables) cada una con un filtro.

Algunas de sus características que adjunta este dispositivo son 200 lúmenes de potencia con índice de reproducción cromática de 96; modelos específicos para colores mas fríos de 3500K a 4500K; luz idónea para disparos FPS alta, adaptador estándar para trípodes, conexión para corriente a través de USB, cuerpo de aluminio y, además, Relio añade un lente de alta profesionalidad "TIR", con lo que se consiguen colores muy reales.