¿Es una D o una O? ¿Mayúscula o minúscula? ¿Una L o una I deformada? Parece que las tediosas CAPTCHA tienen los días contados. Gracias al cielo por escuchar nuestros deseos, ya que no hay cosa menos evolucionada que este famoso criptograma que pretende ponernos a prueba para saber si somos de carne y hueso y no un programa informático.

Los CAPTCHAs surgen para proteger a las webs del Spam y otros abusos, pero al haberse hecho éstos cada vez más sofisticados, han tenido que evolucionar, para seguir siendo efectivos.

Por ello, #Google ha decidido simplificar la situación. La compañía acaba de anunciar la existencia de un nuevo sistema para la diferenciación de los humanos contra los robots encargados de regar de Spam. Ahora basta con hacer un “tick” en la opción que dice: "Yo no soy un robot" para ser reconocido. Antes de llegar a este paso tan sencillo, habrá que haber completado tus datos en el primer encuentro con el nuevo reCAPTCHA.

La astucia que propone Google también se basa en el análisis de los movimientos del cursor de ratón y otros parámetros como la información contenida en las cookies del navegador o en la dirección IP del usuario. Parece también que este nuevo sistema no es 100% fiable, y podría fallar en un 20%. En ese caso, volvería a aparecer el famoso CAPTCHA y acabado el problema.

En cuanto al móvil, la prueba se basa en un sistema de reconocimiento de imágenes con la consigna siguiente: “identifique la foto que parece a la siguiente imagen”. Parece que Google piensa convertirse en los masters del reconocimiento de imágenes.

reCAPTCHA es un servicio gratuito de protección

Google muestra claramente su funcionamiento en un video y en su página web, en donde presenta el llamado “noCAPTCHA reCAPTCHA”, este revolucionario cambio que pretende protegernos aún más de los ataques y el spamming.

En conclusión el CAPTCHA no desaparece del todo, sino que evoluciona y desde el equipo de Google Developpers invitan a las webs a protegerse y hacer uso de este servicio gratuito. “reCAPTCHA: The FREE anti-abuse service”, fácil de instalar, seguridad avanzada, accesible a un amplio rango de usuarios y plataformas. Así lo presentan, y viniendo del gigante Google, no creo que nadie se quede sin probarlo.