Microsoft está apelando a una orden judicial para entregar los mensajes de correo electrónico almacenados en un servidor de irlanda. En un movimiento legal, pero un poco raro, el Gobierno Irlandés contribuyó con un informe jurídico de apoyo en un caso significativo de los Estados Unidos, en el que Microsoft está apelando una orden judicial para entregar mensajes de correo electrónico almacenados en un servidor de Irlanda.

Amicus curiae o amigo de la corte permite la perspectiva de ofrecer una posición en un caso en el que no participa directamente, es extremadamente raro ver un caso donde un Gobierno Nacional se convierte en amicus de un caso internacional. En la sección informativa curiae, el Gobierno argumenta, Irlanda tiene un interés genuino y legítimo en posibles infracciones por parte de otros estados, en lo relacionado a sus derechos de soberanía respecto a su jurisdicción sobre el territorio.

Y añaden que Irlanda afirma respetuosamente que los tribunales extranjeros están obligados a respetar la soberanía de Irlanda (y todos los demás estados soberanos), si ante ello Irlanda interviene en el procedimiento. El Estado también sostiene que Irlanda ya forma parte, junto a Estados Unidos, de un tratado existente de asistencia judicial (MLTA), es un acuerdo entre los países para permitir la asistencia en casos de investigaciones policiales, que le da permiso a la corte para obtener correos electrónicos. Irlanda tendrá en cuenta lo más rápido posible la solicitud en virtud a ese tratado.

El Ministro de Protección de Datos, Dará Murphy TD, confirma el derecho de las personas a la protección de sus datos personales, esta es una base fundamental para una sociedad moderna y la economía digital en crecimiento. Debemos asegurar que los individuos y las organizaciones tengan confianza en las reglas establecidas y en los procesos que se han puesto en marcha para establecer y proteger la privacidad.

El caso original se deriva de una orden de la corte de Nueva York para la investigación del trafico de drogas en el año 2013 en el que se le pidió a la compañía Microsoft que entregara los datos de una cuenta de correo electrónico de msn.com y estos correos se mantienen en un servidor de un centro de datos de Microsoft en Irlanda.

Microsoft se negó a entregar los mensajes de correo electrónico, indicando su convencimiento de que el tribunal tenía que recurrir a los acuerdos jurídicos internacionales vigentes entre Irlanda y los Estados Unidos para poder obtener los mensajes de esos correos electrónicos.

En el caso presentado ante la Corte Federal de Apelaciones de Nueva York, Microsoft afirma que la petición que se le realizó directamente a la compañía va más allá de la facultad legal del Gobierno de los Estados Unidos y constituirá un ataque internacional de datos. Debido a su postura, Microsoft actualmente se encuentra en una difícil situación del incumplimiento de la corte en este caso que ha atraído la atención internacional debido a sus posibles implicaciones para la privacidad de los datos para las empresas, el futuro de la computación en la nube y el comercio en Internet. #Redes Sociales