El último experimento de Sony, el gigante japonés de la electrónica, son los Smart Glasses siendo, en este momento, la alternativa más válida a #Google Glass. Recientemente salió la noticia de que se encuentra en la fase final del desarrollo una micro pantalla OLED que se puede montar en todas las monturas de gafas, ofreciendo la posibilidad a las personas que la llevan de recibir de informaciones a color con una resolución de 640 × 400, que, aunque está fuera de los estándares actuales, está muy bien definida por el tamaño de la pantalla en la que se proyecta.

Así como la forma de los Google Glass requiere un módulo al lado de la sien, que contiene todas las especificaciones técnicas, también el proyecto de Sony incluye la presencia de este módulo que contiene un procesador ARM, conectividad Bluetooth, Wi-Fi, acelerómetro, un sensor táctil y una pequeña batería de 400 mAh.

Anuncios
Anuncios

Básicamente es como tener un reloj Android Wear enganchado a sus gafas. Así como los Google Glass, Sony ha pensado este proyecto principalmente para los deportistas y para las aplicaciones de negocio, pero la compañía japonesa quiere ampliar su mercado hasta el nivel de consumer para la vida de todos los días. Según el programa establecido por Sony, el inicio de la producción sería en una fecha no especificada bien del 2015 y, de todos modos probablemente se ofrecerá la oportunidad de conocer directamente el producto en el Consumer Electronics Show en Las Vegas, en los primeros días del nuevo año con el nombre en código de"SmartEyeglass Attach".

Este producto innovador sigue el diseño del original "Smart Eyeglass" de Sony, que superponen las informaciones directamente en las lentes transparentes y que deberían venderse para finales de marzo.

Anuncios

Por lo tanto, continúa la tendencia a hacer sus vidas más "smart", y parece que el 2015 propondrá nuevos estándares en términos de conectividad, ofreciendo nuevos conceptos en el sector wearable. Tenemos sólo que esperar para ver si los Smart Glass de Sony tendrán el éxito que la empresa japonesa se espera.