Un equipo de ingenieros de la Universidad de Stanford ha diseñado una combinación de materiales pensada para el revestimiento de edificios que ayudaría a enfriarlos y prescindir de las tecnologías como aires acondicionados que, como ya sabemos, tienen un elevado coste económico y medioambiental.

El material está compuesto por varias capas de elementos y está formado por siete capas de dióxido de silicio y óxido de hafnio sobre una delgada lámina de plata, además tan solo tiene un grosor de 1,8 micrómetros, más delgado que el papel de aluminio.

¿Por qué estos materiales enfrían los edificios? La luz infrarroja que proviene del sol calienta las superficies, y éstas el aire, que asciende y crea las corrientes o vientos.

Anuncios
Anuncios

Pues con este tipo de materiales estaríamos reflejando gran parte de las radiaciones solares, tanto infrarrojas como visibles, como en un efecto espejo, y éstas se irían por donde han venido, al espacio exterior. Y como de aquí al espacio no hay superficies, los gases no se calientan. Al parecer conseguiría reflejar el 97% de las radiaciones solares. Esto conseguiría enfriar hasta 5º C la temperatura de los edificios. El proceso se ha denominado "enfriamiento fotónico radiante".

Los materiales han sido pensados para que tengan un reducido coste aplicado a la escala industrial y, aunque la tecnología todavía es joven, podría ser de gran utilidad, sobre todo para el ahorro energético de los edificios, ya que se calcula que la energía consumida por los aires acondicionados asciende hasta un 15%.

Anuncios

Actualmente el #Calentamiento global ha dejado de ser un problema del futuro y ha pasado a ser una realidad, por lo que necesitamos este tipo de soluciones que tengan un coste cero más allá de su producción y ayude a reducir por otras vías el consumo de electricidad. Además, al no necesitar luz, podría utilizarse para aclimatar las zonas rurales, un enfoque pensado por Aaswath Raman, líder del estudio y autor principal de la publicación en la revista Nature.

Esperemos que se apruebe pronto el uso de esta tecnología y podamos ver nuevos edificios con este tipo de revestimientos. Imaginaros las cifras del ahorro en ciudades como Dubai.